lunes, 23 de julio de 2012

Magnolia









Es un placer tener en casa una
flor de magnolio.

Por su tamaño, magnífico y grande, al que yo pensé aludía su nombre.
Pero no, su denominación se debe a el botánico francés Pierre Magnol.

Por el blanco especial de sus pétalos y la textura gruesa y aterciopelada de los mismos.

Por su aroma sutil y elegante que se deja sentir desde lejos.

Por la entrañable película Magnolias de acero.

Y, sobre todo, por ser flor de un día.

Es sorprendente ver cómo, en tan sólo unas
horas, se abre, ofrece una visión
y un aroma incomparable
y rápidamente se marchita.

Ésto la hace más deseable,
cómo todo lo bello y efímero.









































































10 comentarios:

  1. Preciosa!
    Ojala que tenga una magnolia aquí!

    ResponderEliminar
  2. La flor preferida de mi Mami y en su casa tiene tbn un Magnolio

    Qué suerte,yo ese olor lo identifico con ella y me encanta

    Luna

    http://algodondeluna.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla Piola, ya sabes que las flores me encantan!
    Y esa magnolia blanca es una divinidad!
    Gracias por compartila
    Muchos besos!!
    Veronica.

    ResponderEliminar
  4. Piola, la magnolia me parece muy poética por aquello de su efímera vida. Lo bueno siempre es breve. Bonitas fotos.

    ResponderEliminar
  5. Imaginate los desastres que habría hecho en el paraíso con Adán y Eva! Qué preciosa flor y su aroma! me trajiste un lindo recuerdo del patio de una vecina de mi infancia, donde nos colábamos a jugar :)
    Un beso Piola!

    ResponderEliminar
  6. Bonita flor y bonitas fotos!!! como siempre sacando el mejor partido a las cosas!!!
    Besitos Piola!!!

    ResponderEliminar
  7. Piolaa qué delicadeza de flor, es preciosa, pero lo que más me gusta es cómo inmortalizaste cada momento hasta abrirse y dejarnos ver sus sépalos. Gracias, me encanta!! Un besazoo!

    ResponderEliminar
  8. Que flor más fina y delicada ,preciosa.

    ResponderEliminar

Cuéntanos...