viernes, 14 de diciembre de 2012

Hogar







Esta es la historia de un hogar,
un hogar formado por dos humanos y dos canes,
un hogar lleno de amor del bueno.




Dos perritas de pastor alemán, Dona y Alba, llegaron
de cachorritas y recibieron mimos, cuidados
y largos paseos por el pinar cercano.






Con el tiempo crecieron, fueron felices y
por ley de vida envejecieron.
Enfermaron casi al tiempo, aunque una de ellas
se fue primero a jugar a las nubes.






Los paseos diarios por el camino que llevaba al pinar siguieron,
recordando siempre a la que se fue.






Y un día, de uno de los pinos que flanqueaba
el camino, cayó un nido.






El nido había sido hecho con ramitas y algo más:
el pelo que las perritas habían
ido soltando en tantos y tantos paseos.






La pareja de humanos quedó maravillada y
llevaron el nido a su hogar.






Poco después murió la segunda perrita.






El nido, que gracias al pelo de las perras
fue en su momento un hogar calentito de pájaros, sigue allí.







Como un recuerdo cálido y reconfortante.






30 comentarios:

  1. Qué historia taaan linda Piola, me has emocionado!! Es enternecedor y me ha llenado de energía ver ese acogedor nido reencarnado.Un besazo!!

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitas experiencias cuentas, cuando no so sentimentales son emocionantes, en cualquier caso una excelente forma de reconciliarse con el mundo después de escuchar las noticias. Buen fin de semana guapetona, y gracias de nuevo

    ResponderEliminar
  3. Es maravilloso.
    Aquí me tienes, llorando ....
    Quien lo vivió, lo sabe.

    ResponderEliminar
  4. Aix, se me hizo nudito en la garganta, que bonita historia. Las imágenes son divinas, preciosos recuerdos de experiencias vividas. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Por favor que post mas tierno y a la vez triste, dan tanto amor estos bichejos? pero mira tu tienes un recuerdo para toda la vida. Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  6. Tan simple como que el ciclo de la vida no para. Así de sabia la naturaleza, en donde una cosa se relaciona con otra. Que maravilla tener los ojos y el corazón abierto para no perder ningún detalle, para poder descubrir a cada paso nuevas cosas.

    ResponderEliminar
  7. Piola, me ha encantado tu historia y estas fotografias que nos haces también son una maravilla.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Una bella y tierna historia, gracias por hacernos partícipe con tan bonitas imágenes. Buen finde!

    ResponderEliminar
  9. Que post más bello .. Bravo !!! Brabo!!! Mil aplausos por la calidad de la fotografía
    Cariños

    ResponderEliminar
  10. Como dice Teresa: todo se trasforma, nunca se detiene, vuelve a empezar (nuestras sabias culturas madres de América así lo creían y vivían!), bellísimo post (y fotos como siempre)buen finde para vos también!

    ResponderEliminar
  11. Por Dios¡¡¡¡¡ que maravilla de relato y fotos

    me encantó

    miles de besoss

    ResponderEliminar
  12. Ame ese nido de amor!
    y como lo contaste también
    te sigo
    saludos
    ayez

    ResponderEliminar
  13. Que historia Piola, y encima la cuentas de una forma tan tan bonita, que fotos!
    Seguro que tu amiga te agradecera de todo corazon esta preciosidad de post.
    Muchos besos !
    Veronica

    ResponderEliminar
  14. Me he emocionado mucho con la historia y con las fotos!!
    Feliz fin de semana, besitos....

    ResponderEliminar
  15. Che storia!
    Il nido è molto bello
    Felice fine settimana
    Mari

    ResponderEliminar
  16. Que historia tan bonita y tierna...cuando la he leido he pensado en nuestra perrita Yaiza a la que tanto queremos...y que mejor recuerdo cuando falte que un nido como el de la historia,lo que pasa es que me lo miraria y seguro me echaria a llorar.Me ha encantado tu entrada de hoy,que tengas un feliz inicio de fin de semana...

    ResponderEliminar
  17. Ohhhh que linda historia , que tierna. Hermoso post.
    Muy buen fin de semana :)

    ResponderEliminar
  18. Por Dios Piola, me he emocionado muchísimo con tu post...

    No tengo ni palabras, me he acordado de mi Rufo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. que hermosa historia Piola! los que quisimos tanto a los perritos que nos han acompañado como solo ellos saben... no podemos mas que emocionarnos con este nidito puro amor.

    ResponderEliminar
  20. Todo sensibilidad!! Como siempre, una auténtica preciosidad!!! Estén donde estén, seguro que Dona y Alba te mandan un par de gigantes lametazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estan jugando con Tomas,Samy,Bruno y Luna...;-)

      Eliminar
  21. La historia es perfecta! Como siempre las fotos preciosas!
    Feliz fin de semana(:

    ResponderEliminar
  22. Que historia mas bonita!!!!
    Feliz Navidad!!!

    ResponderEliminar
  23. Precioso Piola !!!me llego de una manera especial esta historia tambien se lo que es perder a un amigo canino.
    Besito guapa!!!

    ResponderEliminar
  24. Yo también me despedí de mi perro hace un tiempo y lo pasé fatal y eso que me quedaba mi perra, pero se les echa mucho de menos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Un post precioso y muy tierno!Besos desde una blanca Baviera!Beatriz

    ResponderEliminar
  26. Muy bonito Piola. Se lo que es echar de menos a un perro que ha vivido en la familia durante 9 años. Mi hija todavía tiene días en que se acuerda de él y me pide como loca que tengamos otro. Y yo sencillamente no puedo. Todavía no asumo que un perro viva tan pocos años. Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Precioso! Como decia no se que santa.... "Todo pasa... Todo queda"...todo en la vida, es importante.. Me emocionó el relato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Patricia, todo es fluir y todos formamos parte de ese todo.
      La vida es un milagro, aunque a veces, con las prisas del mundo actual, no lo valoremos lo suficiente.
      Besos

      Eliminar

Cuéntanos...