lunes, 15 de septiembre de 2014

Eric Vökel Madrid Suites






Imaginaos un gran viajero de origen danés, dedicado a la arquitectura
y el diseño, que descubre Barcelona, se enamora de esta ciudad,
de su cultura, de la luz mediterránea y decide quedarse en ella para
dar vida a un fantástico proyecto: Eric Vökel Boutique Apartments.

Colaborador de los grandes estudios de diseño nórdico, este último
emprendimiento ha permitido a Vökel materializar su sueño de manera
integral, rehabilitando edificios señoriales de los cascos antiguos de
grandes ciudades, transformándolos en apartamentos que permiten
al viajero sentirse como en casa a través de una decoración que aúna
la funcionalidad del diseño escandinavo y la creatividad del estilo
mediterráneo.

Diseñándolos como si fuera su propio hogar, Vökel introduce todos los
elementos de confort imaginables, al tiempo que respeta el carácter
original del edificio, adaptándolo a las necesidades actuales con una
filosofía eco friendly: todos los edificios cuentan, por ejemplo, con
placas solares para el suministro de agua caliente.

Inició su proyecto en Barcelona, continuándolo en Madrid, Nueva York y
Amsterdam. Le atrae la cultura urbana y cosmopolita.




Eric Vökel loves Bloggers

Emprendedor y creativo, a Eric Vökel le gusta colaborar con personas
inquietas como los bloggers, a quienes ofrece la posibilidad de disfrutar
de la experiencia Vökel y compartirla después en su espacio web.

Este post es el resultado de nuestra experiencia en Eric Vökel Madrid Suites:
una finca protegida por su valor histórico, ubicada en uno de los barrios más
deseados de Madrid, el de las Letras, que Vökel ha rehabilitado con un acierto
y cuidado exquisitos.

Nuestra experiencia no ha podido ser más positiva: espacios privados
y comunes totalmente equipados, llenos de detalles para hacernos sentir
como en casa, la fantástica decoración y una atención cercana y jovial.

Un amplísimo y luminoso salón, dos dormitorios, dos baños y cocina
componían nuestro apartamento. No se me ocurre mejor manera de
describirlo que "como para entrar a vivir" o mejor aún, como para
quedarse a vivir en él. Lo compraría tal cual, os lo aseguro.

Y como una imagen vale más que mil palabras, no me cansé de
tomar fotografías para mostrar todo al detalle.










Los cabeceros de las camas han sido realizados con baldosas
hidráulicas consiguiendo un efecto acogedor y muy original.







En los espacios comunes es donde se observa mejor cómo Vökel ha
conseguido conservar e integrar los elementos arquitectónicos del edificio,
dejándolos a la vista y obteniendo unos resultados espectaculares.








Un magnífico solarium ocupa la terraza del edificio, con unas preciosas
vistas de la cúpula de la iglesia de San Marcos y los tejados de
este Madrid castizo.






Encantador el hall y la recepción, apostando nuevamente por el
elegante tandem gris/blanco con suelo de microcemento pulido.




Para finalizar, unas fotografías realizadas por Javier y su amiga Lucía
que quedaron encantados con la estancia y disfrutaron el espacio
como si estuvieran en casa.

Objetivo conseguido por Eric Völken al crear un nuevo concepto:
viajar sin prescindir de las comodidades que dejamos en nuestro hogar.

¡Enhorabuena!









15 comentarios:

  1. Encantador concepto, me gusta cómo el arquitecto ha sido capaz de respetar el edificio antiguo dejando entrever piezas de su historia adaptándolas al nuevo diseño combinando con esos interiores pulcros y limpios como el cemento pulido, precioso, por cierto, en el baño y cocina!!
    Tuve el privilegio de vivir por unos días en un precioso apartamento del barrio de Las Letras en Madrid, qué ambientazo y qué vida tiene ese barrio.......Imagino cómo sería vivir en un apartamento así de actual y tan divino decorado en una zona como esa....Qué maravilla!!!

    Me he quedado perpleja con Javier, si está hecho un hombreee, qué guapoo!!!
    Besitosss Piola, y feliz semana!

    ResponderEliminar
  2. Asi me quedo a vivir en cualquier parte del mundo!!!! Divino!!

    ResponderEliminar
  3. Unas fotos fantásticas! !! Claro que el lugar lo merece además tengo entendido que en función de la posición del blog la estancia es gratuita para bloguers.
    Xoxo
    TCV

    ResponderEliminar
  4. que buenas fotos!! amo los hoteles boutique porque justamente como este, hay detalles increibles, y un mix de antiguo y contemporáneo perfecto! La idea de los cabeceros con hidraulicos es perfecta!! Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Piola, ¡vaya chulada! Recuerdo la primera vez que me hablaste de este proyecto. Me parece precioso. Y encima en el Barrio de Las Letras. Una gozada. Y Javier está genial. Un besazo muy gordo. Las fotos geniales.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena Piola por poder disfrutar de una experiencia tan bonita, tu te lo mereces!
    Las fotos como siempre preciosas y con un modelo estupendo.
    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  7. Vaya fotazas !!! Es que es un lugar que las merece!!! Seguro que más de uno aprovecharia para hacer una escapadita a cualquiera de sus hoteles y no salir de la habitación-si se le puede llamar asi,porque parece una casa-
    Gracias por compartirla!
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Espectacular!! No conocia su obra y me ha encantado la combinacion de diseño nordico y calidez de los ambientes. Gracias por este post tan estupendo Piola.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. ¡Me ha encantado Piola! ¡son un lujo! Tanto la decoración como el encanto del propio inmueble me han dejado con la boca abierta...y tu nos lo has contado tan tan bien... gracias. Besos.

    ResponderEliminar
  10. No te culpo que quiesieras comprarlo tal cual, creo que me pasó lo mismo y ni siquiera estuve ahí en persona. Cuántos detalles geniales: el cabecero, el poster de los sifones y ese detalle de ladrillos a la vista en la columna, me enamoré!! No querrá Vokel visitar Buenos Aires?????

    ResponderEliminar
  11. Wow Piola! Qué maravilla de fotografías acompañadas de tu excelente relato contándonos la experiencia. Un lugar que sin duda queda anotado como lugares dónde alojarse

    Besos

    WomanToSantiago

    ResponderEliminar
  12. Sin duda un trabajo espectacular el de Vökel pero tu reportaje, una vez más, me deja con la boca abierta. Te felicito.
    Besos

    ResponderEliminar

Cuéntanos...