miércoles, 26 de noviembre de 2014

Destino Flandes





El jueves pasado la agencia de Turismo de Bélgica: Flandes y Bruselas
nos invitaba a una cena en el Atelier belge para darnos a conocer lo
mejor que este país ofrece a viajeros y visitantes.

Un grupo de bloggers, de la mano de Blog on Brands, fuimos
recibidos por Ángeles Alonso-Misol que nos contaba entusiasta
la oferta cultural, gastronómica y turística de Flandes.




Es de todos sabidos que la región belga de Flandes es sinónimo de
ciudades con encanto especial.

Brujas, Gante, Amberes, Lovaina, Malinas y la propia capital del país,
Bruselas, nos evocan con su arquitectura un entorno de cuento que se
ve potenciado en época navideña por mercadillos, pistas de patinaje,
decoraciones, iluminación...

¿Os imagináis unas preciosas Navidades flamencas?




La oferta cultural es inmensa, comenzando por el patrimonio artístico
de este país, patria de Rubens y otros grandes maestros de la Escuela
Flamenca de pintura.

Pero Flandes no ha querido estancarse en el pasado y potencia
actividades culturales como la música actual con sus reconocidos
festivales, el diseño y la moda. De hecho existen itinerarios de
shopping que constituyen una de las actividades más requeridas
en grandes ciudades como Bruselas.

Es un país de tradición ecofriendly, donde la bicicleta es el medio
de transporte más usado y son muchos los tours y rutas turísticas
basados en el tandem cama+bicicleta.




Y, por supuesto, la gastronomía donde el chocolate y la cerveza son
los reyes indiscutibles pero no las únicas delicatessen belgas como
pudimos comprobar en la cena degustación a la que asistimos.




Probamos diversos y originales aperitivos como unos grisines con humus
casero y patatas chips al pimentón sobre cama de sésamo negro,
acompañados por unas botellitas de limón con Cointreau y azúcar,
ideales para ir abriendo apetito.

Distintos tipos de panecillos para probar una exquisita mantequilla
especiada.




Como entrantes empezamos con una deliciosa crema de mejillón
con tomate y espuma de pimienta.




Seguimos con una tortilla de patata belga bien distinta a la nuestra
puesto que está realizada con patata en puré y el huevo entero,
sin batir, dentro.




Por supuesto, no faltaron los clásicos mejillones al vapor servidos con chips.




Como platos principales comenzamos degustando raya a la mantequilla. 




Y seguimos con una pintada rellena de pasas, nueces y orejones,
acompañada de ñoquis, endivia y col de Bruselas.




Todo este festín estuvo maridado con exquisitas cervezas belgas,
empezando por los 9º de la Tripel Karmeliet, siguiendo por
los 10º de una Chimay Gran Reserva y finalizando por los
11º de una potente Kasteel, oscura y dulce, ideal para
acompañar el postre.





Por supuesto chocolate belga en el pastel del postre.
Ni que decir tiene que el remate perfecto para una chocolateadicta como yo.




Aún quedaban pequeños bocaditos dulces (macarons, trufas, crema
de vainilla y fruta confitada) para acompañar el café.




Y para seguir disfrutando en casa de la experiencia belga,
nos agasajaron con una caja de exquisitos bombones .




Desde luego fue una noche de lo más agradable que ha aumentado mis
ganas de visitar esta evocadora región y ya estoy planeando mi
próximo viaje que será #destinoflandes.

Si también es vuestro caso, os aconsejo que sigáis las novedades de
turismo de Flandes en su web y en su página de facebook
donde podemos también encontrar ofertas, sorteos y
noticias de última hora.









21 comentarios:

  1. Un destino ideal por su cercania y por su maravillosa oferta cultural. Gracias por compartir este post pues desconocía que la gastronomía belga fuera tan variada.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ay Piola que bien hablas de mi pais!! Me han entrado ganas de hacer un viaje... Lo hecho de menos ...hace más de 10 años que no he vuelto...
    Sin duda es un pais que tiene mucho pero lo que depeime mucho es el tiempo...que amanece dia tras dia gris...aunque eso si lo han adaptadi a ello y puedes hacer muchas cosas..
    Gracias por esre tour!!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo me alegro, Sofie!
      Yo llevaba tiempo pensando en visitarlo y, desde luego, en cuanto pueda me voy para allá ^-^
      Besazos

      Eliminar
  3. Cuántas maravillas y qué ganas de visitar...me estoy saliendo de la silla. Qué buena velada tuvieron, fueron agasajados como estrellas, muy bien por la embajada!!!

    ResponderEliminar
  4. Qué fiestón, con toda clase de exquisiteces y servidas de esa manera tan elegante!!
    A mi aparte de abrírseme el apetito, se me abrieron las ganas de visitar esta región, gracias por pasarnos su face, estaré bien atenta!!
    Las fotos fantásticas y mira que no es fácil teniendo en cuenta la luz, la gente, los movimientos,e tc.....
    Un besotee Piola!!

    ResponderEliminar
  5. Madre mía Piola que buena pinta tiene todo!!! Seguro que lo pasásteis genial. me alegro mucho por ti.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Vaya lujo de cena!!! y las fotos y como nos lo contáis... si parece que todos estuvimos allí!!

    besos desde decorandodecorazon

    ResponderEliminar
  7. Bueno esto si que es poner una pica en Flandes!!.. Que bien,que bonito y que apetitoso... Un besazo :)

    ResponderEliminar
  8. Hola Piola,es la primera vez que te escribo aunque te sigo hace un tiempo. Es un deseo conocer ese país en mi caso por curiosidad ya que yo me apellido así y con mucho orgullo.Un saludo y buenas tardes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de saber que sigues nuestro espacio, donde siempre serás bienvenid@!
      Espero que pronto puedas conocer esta región de Bélgica que coincide con tu apellido. Yo ya me he puesto a ello ^-^
      Besos

      Eliminar
  9. que rico todo!!! espero te hayan convencido y viajes a Flandes!! En mi primer visita a Europa pasé por Brujas y Bruselas, y sobre todo la primera, realmente es de cuento!!! Un beso!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Menudo viaje, Piola! Nos has puesto los dientes largos. ¡Qué de delicatessen! Ya estamos deseando ver tu próximo viaje a Flandes.

    Besos a montones de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  11. Qué buena pinta tiene todo!!! Habrá que cogerse un avión y hacer turismo!!! Gracias por compartirlo Piola!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, avión y escapadita a Flandes ;-)

      Eliminar
  12. Que gusto amiga mía poder compartir unos momentos agradables en un sitio con una pinta estupenda, con lo que nos merecemos un descanso es un destino preferente este que hoy nos propones.
    Besos, belen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii!!!! Un "sólo chicas" para disfrutar a tope de shopping, arte, gastronomía y buena compañía ^-^

      Eliminar
  13. Ya conozco la zona. Fuimos con motivo de pasar unos días con mi hija que se encontraba en Mons disfrutando de su Beca Erasmu.
    Por supuesto me encanto el viaje aunque con una sola pega y es que en la zona flamenca solo hablan flamenco y las cartas de los restaurantes son en flamenco y además lo llevan a gala. Por lo demás un viaje maravilloso.
    Me ha gustado mucho el reportaje y aunque ya he cenado se me ha hecho la boca agua :-) . Las fotos como siempre de sobresaliente.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Piola es uno de mis destinos pendientes...y me encantaría ir en Navidad, por disfrutar del ambiente y por alejarme del tema "¿donde cenamos?" "¿con tus padres o con los míos?"
    pero eso tendrá que esperar...
    El viaje espero que sea pronto...y seguiré tus consejos...
    La cena de lujo...lo que menos me gusta es el tema cerveza...lo que mas el tema bombones...
    Las fotos perfectas....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Jolín, os pusisteis púos! Qué suerte! ;P está claro que fue una velada increíble llena de manjares...
    Yo estuve hace tiempo por allí y la verdad es que es un paisaje de cuento! ;)

    ResponderEliminar
  16. Una gozada de tema. Si ya me encantan los mejillones, ni te imaginas el efecto de la pintura flamenca sobre mi. Besitos

    ResponderEliminar

Cuéntanos...