lunes, 7 de diciembre de 2015

Un plan solo para mí



Este fin de semana, con Javier y los amigos fuera de puente, he podido
dedicarme momentos solo para mí que tan necesarios resultan de tanto
en tanto.

El sábado por la mañana me apunté al Taller de Gestión de Redes Sociales
que organizaba El Hervidero de ideas dentro de su evento COCOMARKET y
que impartía Marina de June Lemon Jukebox.



El taller de Marina estuvo muy interesante y mientras la escuchaba
frecuentemente me venía a la cabeza la idea de los JAPS, "Jóvenes
Aunque Sobradamente Preparados", que causó furor a mediados de
la decada pasada.

Con carrera, varios masters importantes y una amplia experiencia
profesional, Marina, es una de esas JAPS que llegará lejos. Mejor
dicho, ya ha llegado lejos: su capacidad comunicativa a través de
su blog fundamentalmente, la ha convertido en influencer gracias
a esto y a su completa formación ha conseguido firmar con Inditex
para Massimo Dutty.

Se nos va a vivir a Barcelona: ¡toda la suerte, nenita!.


Después del taller de Redes Sociales estuve un buen rato curioseando por el
market, con stands de jóvenes creadores como Anna de Lilu and Me a la que
tenía pendiente desvirtualizar y hacerme con una de sus preciosas piezas
cerámicas.

Anna dejo su vida convencional, con horarios y vacaciones establecidas, para
perseguir un sueño que ha convertido en su forma de vida.



Veis esas preciosas tazas dentro del cajón de frutas, pues la más grande
se ha venido a casa conmigo.


Algunos de los asistentes al Taller de Redes tenían también puesto en el market.

Como El Mundo de Ady, una francesita encantadora especialista en
estampación que ha creado un original kit de estampado inspirado
en el juego chino tamram, con el que podemos decorar láminas o
nuestras prendas de vestir de una manera única y muy original.



Estuve dándome una vuelta por todos los stands y pedí un café en uno de ellos.

Cual sería mi sorpresa al ver que el sistema para prepararlo era en infusión,

Yo sabía que se trataba de una forma slow de preparar y tomar el café, pero lo
que no imaginé es que tiene un proceso definido, casi ceremonial, del que os
hablaré y os mostraré imágenes en el próximo post.


Tras abandorar el market me di un tranquilo paseo, cámara en mano,
hasta mi siguiente destino.

El barrio de Malasaña está lleno de pequeñas calles y plazuelas con
encantadoras tiendas que fui curioseando y fotografiando.

Como Estaribel donde se imparten cursos de punto y otras técnicas
creativas. Por el escaparate se podía ver a las alumnas hacendosas y
concentradas en sus labores (suena un poco cursi pero no me digáis
que no resulta de lo más evocador).



La sombrerería Cabeza de Calabaza tiene un toque chic ya en su preciosa
puerta, que no pude fotografiar bien por culpa de la furgoneta con escalera
que había aparcado delante.


Pero mirad el detalle del cuadro con sombrero y espejo en su fachada para que
podamos hacernos idea de cómo nos quedaría. Es una cucada, ¿no os parece?


Me dirigía hacia la Plaza de las Salesas y el paisaje urbano empieza a
cambiar conforme nos aproximamos a esa zona: calles más anchas,
edificios más señoriales...



Aunque sin perder el punto moderno e irreverente de las áreas próximas.


En la calle Fernando VI me paré para echar un vistazo en Do Desing con
piezas de diseño depurado y exposición de obras de fotógrafos, pintores y
escultores.


Y finalmente llegué a una de mis floristerías preferidas, Margarita se llama mi
amor, para hacerme con algunas plantas y diseñar un ramo de otoño.


Margarita tiene tres secciones: crasas y cactus, plantas y arbustos y la
floristería en sentido estricto.

Pequé un poquito en cada una de ellas: ¡un día es un día!!!!



Tras picotear algo en Mamá Framboise (me pierde), me fui a casa
cargada, cansada, pero feliz y satisfecha.


Ya en casa a disfrutar montando mi pequeña jungla urbana, tomándo un
café en mi taza Lilu, echando un vistazo al nuevo número de invierno de
Kinflolk Magazine y prosiguiendo la lectura del último libro al que me he
enganchado.





Un plan solo para mí que he disfrutado de lo lindo y cuya sensación aún
perdura porque tengo puente festivo y mi casa huele a verde y flores.


Feliz comienzo de semana




14 comentarios:

  1. Ummmm.....Un fin de semana encantador y de lo más entretenido, Piola. Ese taller pinta muy interesante, además del market.
    El paseo por Malasaña me ha hecho recordar todas las veces que paseo por allí cuando voy a ver a mi nene, las tienditas, los negocios, a cual más original, las plazas tan animadas... Directamente me has situado allí, qué maravilla!!
    Tu visita a la floristería estuvo genial, ese ramo de invierno que te hiciste es precioooso, y la lectura para rematar el finde, es lo más!!!
    un besazo grandeee,

    Menchu

    ResponderEliminar
  2. Vaya, Piola... Menudo plan. Nosotras también lo hubiéramos disfrutado de lo lindo. Y es que todas nos merecemos un día especial para disfrutar de lo que nos gusta, nos llena y nos enriquece. Ese taller ha debido ser muy especial. Nos encanta el barrio de Malasaña y esas maravillosos locales que hoy nos muestras con la belleza de tus fotografías. Un tiempo para tí que te merecías. Nos alegra que lo hayas aprovechado tan bien.

    Besos mil de las dos y feliz inicio de semana.

    J&Y

    ResponderEliminar
  3. ¡Que envidia mas sana me das! Yo ni me acuerdo del último fin de semana que me pude dedicar a mi pero este lo he disfrutado un poco mas gracias a tus imágenes y tu narración.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado acompañarte en tu paseo de sábado! Fue un placer saludarte y charlar un rato contigo, por fin! De nuevo infinidad de gracias, unas fotos preciosas. Espero que disfrutes muchísimo tu tacita! Mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Anna, llevaba tiempo con gana de alguna de tus piezas <3

      Eliminar
  5. Un plan perfecto para aprender, disfrutar y curiosear. Sinceramente no puedo entender las personas que dicen que se aburren en su día a día, hay miles de cosas que hacer y ver, y tu recorrido de hoy lo demuestra. La que se aburre es porque quiere. Por cierto, tu paso por la floristería me ha recordado que tengo que pasar por la mía y hacerme con unas flores frescas. Es verdad que la casa huele y luce diferente. Feliz lunes.

    ResponderEliminar
  6. Buenos días de lunes Piola,qué bien estás y cuántas cosas has hecho,espero el próximo post y así reestreno mi cafetera de una vez,qué bonito todo y cuánto por ver,suerte que tienes de estar en una ciudad tan movida y creativa,los jóvenes me encantan con esa inquietud y esas ganas de evolucionar de avanzar, son maravillosos!!! Bueno preciosa pasa un buen día y hasta la próxima. Besazos. E

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A vedes reniego de Madrid y envidio la vida en entornos naturales y tranquilos como el tuyo, Elena, pero tengo que reconocer que adoro esta ciudad que me acogió con dieciocho añitos y que desde el principio me ha hecho sentir en casa. Son esos sentimientos enfrentados que generan los canallas adorables y Madrid es uno de esos amante que te da una de cal y otra de arena. Este finde fue un buen amante ;-)

      Eliminar
  7. Qué gustazo de fin de semana, Piola. De vez en cuando, es una maravilla y una auténtica poder dedicarnos un tiempo y dedicarlo a disfrutar de aquello que más nos gusta... mis hijos aún son adolescentes, así que te puedes imaginar que esos ratos para mí todavía son muy escasos, aunque de vez en cuando lo intento.
    Tus planes me han parecido maravillosos, de los que a mí me gustan, así que no me extraña que los hayas disfrutado tan intensamente.
    Muchas veces reniego yo también de todas las desventajas de Madrid, pero al final siempre te das cuenta de que tiene ese algo que lo hace tan especial y que te engancha de esta manera.
    Un beso fuerte, y sigue disfrutando de tu puente, que sin duda te lo mereces.

    ResponderEliminar
  8. Genial este post, lleno de direcciones y gente nueva que acabo de descubrir.
    Te mereces muchos fines de semana como éstos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Ay pero que día más lindo Piola!!! Un placer hacernos esos autoregalos y disfrutarlos tanto! Gracias por pasearme por esas calles :) Un beso!

    ResponderEliminar
  10. a veces sentimos la necesidad de estar solos y disfrutar de pequeñas cosas no? que lugares tan bonitos me encantaria tener cerca de casa esa floristeria tan maravillosa!
    Bonitas fotos Piola, me gustan las de tu salón mucho con ese ramo tan precioso que has preparado.
    besos

    ResponderEliminar
  11. Qué crónica más bonita. Me alegro mucho de que te gustara el taller!
    Un abrazo y mucha suerte con todos tus proyectos a ti también!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos, Marina, y mis mejores deseos para tu nueva andadura ^-^

      Eliminar

Cuéntanos...