lunes, 1 de agosto de 2016

Poniendo al día el jardín



Este último fin de semana he estado visitando a mis padres y aunque el calor
también está haciendo estragos por tierras manchegas, hemos podido disfrutar
del pequeño espacio verde que mi madre tiene en casa.


Su galería de plantas de interior recibe el sol de la tarde tamizado por
los visillos y no puede responder mejor a los cuidados de mi madre que
ha conseguido una verdadera jungla urbana llena de plantas, unas en
macetones y otras colgantes que ha dispuesto colgadas del techo o sobre
soportes a distintas alturas, reciclando para ello diversos elementos como
la lámpara de pie de la fotografía precedente que, estropeada, utilizó como
peana alta.


En el jardín trasero mis padres eliminaron hace tiempo el cesped por
solado para evitar el constante trabajo de mantenimiento, pero dejaron
varios arriates y uno de ellos está siempre lleno de Periquitos (Mirabilis
jalapaDonpedros, Dondiego, Galán o Bella de noche).

Tantos y tan desarrollados que apenas dejan respirar a la Madreselva, la Hiedra
o el Rosal que también están plantados allí. Incluso la fuente queda totalmente
oculta por las matas de Periquitos.

Las flores alegran con sus colores y aromatizan las noches pero se impone una
poda a mitad del verano para evitar que el macizo se convierta en una pequeña
selva.

Desde pequeño Javier y los otros nietos han jugado a hacer coronas de flores,
ramilletes y ver quien conseguía el bote con mayor número de semillas que
caen de la planta a centenares.


Ayudadas por mi cuñada Teresa y mi sobrina Julia, el domingo por la mañana nos pusimos a ello.

Me encantan estos momentos de jardinería compartida por las chicas de la casa.


El resultado puede parecer demasiado drástico pero aún queda verano para
que los Periquitos vuelvan a desarrollarse e inunden todo el arriate.


Acostumbrado a esta planta y sus semillas, el verano pasado Javier recolectó
algunas durante nuestro viaje a Noruega y se las trajo a mi madre en una
bolsita.

Mi madre las plantó en maceta y han crecido así de lindas aunque este año no
echarán flores porque necesitan primero desarrollar el tubérculo (la patata como
la llama mi madre) para empezar a dar flores.


La forma de las hojas es algo distinta y el color de un verde menos intenso
que los ejemplares de estas latitudes.

Me pregunto si no le resultará difícil a este ejemplar acostumbrarse a las
altísimas temperaturas de nuestro verano respecto al noruego. Pero, claro,
ahí está mi madre con sus cuidados y su mano verde para sacarlo adelante.



El verano pasado llevé unos bulbos que mi madre plantó en el jardín delantero y
que este verano ya han echado flor aunque aún poco desarrollada.

Tienen un bonito color lila y unos pétalos tipo filamento que resultan muy
originales y delicados.



Tras esta pequeña puesta al día del jardín disfrutamos de un momento
refrescante con unos batidos que he descubierto en Lidl y a los que estoy
enganchada.

Creados por Solevita, contienen aquellos nutrientes procedentes de distintas
verduras y frutas indicados para distintas necesidades, contando con cuatro
variedades: Vital rico en Magnesio, Relax con melatonina, Detox de alcachofa y
Antioxidante con ácido fólico.

Están riquísimos, cuestan sólo 0,99€ y son ideales cuando no encontramos el
momento ni los ingredientes para hacernos nuestros propios superfoods
smoothies.



Una buena manera de hidratarse y nutrirse que, si acompañamos con
ejercicio, nos garantiza un verano saludable.

El ejercicio preferiblemente en el agua que no están los días, ni siquiera
al anochecer, para salir a correr.


Os deseo un feliz comienzo de semana.

7 comentarios:

  1. Igualmento Piola, buena semana, yo de momento me zambulliría en esa piscina ahora mismo, a esta primera hora de la mañana, antes de comenzar mi jornada, sin pensarlo, je, je....ese smothie tiene muy buena pinta, tomo nota, el jardín es de lujo total!!
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Piola,que lujo tener alrededor verde,plantas y flores,enredaderas que van por doquier y eses aromas que nos regalan pero claro hay que controlar la situación,una pequeña selva gusta pero cuidada.Los zumos los conozco y suelen caer en la cesta alguna vez. Besazos y a disfrutar de todo.E

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutemos de todo lo bueno del verano, Elena, que luego llega el mal tiempo y apenas podemos vivir el exterior <3

      Eliminar
  3. Menudo fin de semana tan agradable Piola, las tareas de orden y poda del jardín, junto con ricos smoothies, bañitos pisciniles y comiditas de mami, dan para volverse plena y feliz a la ciudad!!!

    Yo encuentro también en Lidl unos zumos de piña naturales, 99,7 jugo de piña, sin azúcares ni conservantes que se tienen que mantener en nevera y están muuuy ricos. La próxima vez me miraré estos smoothies que comentas, graciasss!!!
    Un besotee, feliz miércoles,

    Menchu

    ResponderEliminar
  4. El amor y el green thumb de tu madre estan presentes en cada rincon Piola. La jardineria lleva mucho tiempo y dedicacion pero vale la pena, que lindo tener un espacio verde o plantas desparramadas por la casa! Que extremo el clima de este ano, ustedes padeciendo el calor violento y nosotros un invierno crudisimo. Esperemos que cuando cambiemos, sea un poco mas templado para ambos lados!

    ResponderEliminar
  5. Hola Piola , que fin de semana más delicioso has tenido en casa de tus padres , nada mejor que calor, relajo, piscina y un poco de jardinería ,,,
    Besos y a disfrutar ese veranooooo

    ResponderEliminar

Cuéntanos...