lunes, 2 de abril de 2018

Akassa un alojamiento rural con mucho encanto




Por nuestro Instagram sabrás que hemos estado de vacaciones de Semana
Santa en Las Hurdes y el Valle del Jerte, al norte de Cáceres, y que nos hemos
alojado en Akassa, cabañas bioclimáticas resultado de adaptar la estructura
tradicional de los antiguos chozos de pastores extremeños de esta zona a la
arquitectura moderna, dándoles altura y luminosidad pero manteniendo la
misma forma.

Nuestra experiencia ha sido de 10 por instalaciones, trato, entorno...

Os cuento un poco sobre este pequeño y encantador complejo turístico, aunque
tenéis toda la información del mismo en su web.


Akassa está formado por cuatro cabañas rurales con una arquitectura de

vanguardia y un diseño impresionantes, como podéis ver en las fotografías.

En ellos confortabilidad y medioambiente se integran completamente.



Flor y Nacho, los propietarios, decidieron hace unos años dejar sus respectivos
puestos de trabajos fijos en grandes compañías para vivir más próximos a la
Naturaleza y eligieron la preciosa región de Las Hurdes. Inicialmente crearon
un centro de yoga y terapias alternativas al tiempo que empezaron la búsqueda
de una zona con energía especial para construir los chozos, su gran sueño. En el
año 2015 inauguran Akassa cuyo significado es Eter en sánscrito (yo creí que el
nombre tenía un origen japo, jugando con el concepto de hogar, de ir "a casa",
pero no, finalmente ésta es la explicación que nos dan Nacho y Flor) 

Una de las prioridades a la hora de construir este complejo fue respetar
al máximo el medioambiente y la sostenibilidad del entorno por lo que han
intentado mantener la mayor parte de la flora autóctona en los exteriores y
han optado por invertir en un costoso sistema de climatización ecofriendly.
Igualmente han cuidado cada detalle, desde la ubicación de cada chozo a
sus elementos decorativos de manera que Akassa ha sido seleccionado por
Turispain como uno de los cinco alojamientos más increíbles de España y,
desde luego, nosotros constatamos que es así.

Nacho y Flor tienen dos niñas y apoyan el turismo familiar por lo que el
complejo cuenta con zona de juegos para peques (arenero, cama elástica,
columpio...)





A través de grandes ventanales de más de cinco metros se consigue una
visión panorámica del exterior, de manera que desde cualquier punto del
espacio interior podemos contemplar y sentirnos integrados en el entorno.

Cada chozo está dedicado a uno de los elementos de la Naturaleza, Aire,
Agua, Tierra y Fuego: sobre una base decorativa común de colores
neutros y estilo noretnic, cada cabaña muestra algunos detalles en el
color correspondiente a su elemento. 

La fantástica decoración es obra de @mariabarrerointeriorismo y no
puede gustarme más. De hecho fue lo primero que me enamoró de estos
alojamientos al descubrirlos en internet.

A nivel sensorial cada chozo transmite una sinergia propia en relación al
elemento que representa (podéis leer más sobre ésto en su web)

Nuestro chozo fue el de Agua por lo que el azul está presente en el baño,
algunos cojines y alfombras...




La estructura, totalmente blanca, convierte cada edificio en una caja de luz en
la que mobiliario y detalles decorativos se integran para transmitir simplicidad y
calma. Aquí poner en práctica el buscado slow life es tan fácil...





Por su formación y experiencia en yoga y terapias alternativas, Flor y Nacho
ofrecen en Akassa clases, seminarios, talleres, retiros y excursiones para
enseñarnos a sacar lo mejor de nosotros mismos.

Los chozos cuentan con elementos que invitan a la meditación, con la que
elevar mente y espíritu, así como a cuidar y aprender a escuchar nuestro
cuerpo. Nacho nos enseñó a hacer unos ejercicios con el tronco que veis en
la fotografía que sigue para averiguar qué zonas de la espalda tenemos
contracturada y cómo conseguir relajarlas.







Las cabañas cuentan con un espacio diáfano en la planta de entrada que
comparte salón y dormitorio secundario, baño independiente y las escaleras
que dan a una media planta donde se encuentra el dormitorio principal.

Una Koushi Lamp gigante colgada del altísimo techo preside el espacio
¡Magnífica! A su lado la que yo hice se queda en nada de nada ;-)







Para favorecer un espacio limpio a nivel físico y energético, Nacho y Flor
aconsejan descalzarse dentro del chozo, así como evitar que los dos gatitos
que viven el en complejo entren en las cabañas ya que cuentan con su
propia casita hecha con cajas de colmena.

Copito y Juguetón, los gatitos de la casa, hicieron las delicias de Javier y su
novieta Lucía que nos acompañó. Son realmente irresistibles.





En el dormitorio principal una cama gigante apoyada directamente sobre el
suelo permite disfrutar del bienestar que aporta el sistema de climatización
instalado en los chozos.









El baño muy cómodo, con ducha termostática y esa sensación tan agradable
de pisar sobre suelo calentito.

Me encantó el diseño del espejo del lavabo que permitía encender el marco.
Superútil para maquillarse ;-)




Los chozos no tienen cocina porque el complejo cuenta con un amplio espacio
común con chimenea, mesas y una gran cocina completamente equipada,
decorada en un acertado estilo vintage industrial.

Nacho y Flor ofrecen desayunos muy completos con especialidades caseras y
de la zona.

Cada chozo tiene asignado un espacio en la nevera y puede hacer libremente
uso de todo lo que hay en la cocina para comidas, meriendas o cenas.







La ensalada hurdana de naranja, limón, chorizo y huevo duro, aliñada con un buen aceite de la zona, 

nos sorprendió y encantó por el contraste de sabores, texturas y acidez.


Y la mermelada artesana de cerezas picotas del Valle del Jerte se convirtió en
mi tentación de cada desayuno, durante nuestra estancia y también ahora
porque me he traído dos botes.






Aquí podéis ver una panorámica de los chozos.

Los exteriores cuentan con varios rincones para sentarse y disfrutar de las
magníficas vistas de las montañas hurdanas, así como un gran espacio con
pérgola y cesped donde poder practicar yoga en el exterior o descansar en
los sillones Acapulco. Las puestas de sol desde aquí son impresionantes.





Durante nuestra estancia grabé vídeos de las distintas zonas para mostraros
un home tour completo pero al montarlo descubrí que la grabación dedicada
al interior de nuestro chozo estaba desenfocada a partir de un determinado
momento: en mi entusiasmo por grabar con la cámara reflex para conseguir
mejor calidad no me di cuenta que había dejado puesto el enfoque y el modo
manual tras haber estado tomado fotografías. 

He intentado compensarlo introduciendo algunas de las fotografías en el
vídeo. Espero que me disculpéis porque hay trozos que pueden resultar algo
mareantes, aunque la preciosa música de fondo que ha sido compuesta por el
propio Nacho (sí, es músico y Totálitse es su nombre artístico), creo que lo
mejora bastante.

En otro momento de mi vida me hubiera disgustado muchísimo por este fallo y
porque el resultado no fuera perfecto, así como por haber perdido todas las
fotografías y vídeos que tenía en la tarjeta del teléfono (no sé lo que hice al
descargarlas en el pc pero se esfumaron). 

Sin embargo, estoy en un momento vital en el que doy prioridad a sentirme
bien, valorar lo positivo sobre lo negativo y relativizar todo.

Quizás el vídeo no sea perfecto pero en su imperfección me recuerda que lo
importante de Akassa, por ejemplo, fue la experiencia de calma y bienestar
que nos transmitió y de la que me he traído una parte conmigo.

Lo que sí es seguro es que la experiencia ha sido maravillosa, al menos es la
palabra que más repito en el vídeo.





Y como suelo hacer con los souvenirs que me traigo a casa de cada viaje,
los disfruto rememorando su lugar de origen.

En este caso durante el desayuno ;-)



Espero que hayáis pasado un bonito tiempo de Pascua


jueves, 22 de marzo de 2018

La Bicicleta café workplace Madrid





Hoy nos acercamos a uno de los lugares más cool de Madrid: La Bicicleta

un workspace, galería y cycling café situado en el carismático barrio de Malasaña.

Hasta la reina Letizia lo suele visitar cuando sale con sus amigos por esta zona.



Cada vez es más frecuente encontrar lugares de ocio que incorporan áreas
para trabajar en el portatil, con wifi gratis y todas las facilidades (puestos
con enchufes, cargadores, cajones con llave para guardar el ordenador por
si dejamos el puesto eventualmente...) mientras disfrutamos de una bebida
y/o tentempié.








Es un concepto de trabajo que se ha ido desarrollando y extendiendo
paralelamente al mundo virtual y a las necesidades de freelances que
requieren de acceso a internet en cualquier momento y en cualquier
parte del mundo.

Una conexión wifi gratuita es fundamental para creadores de contenidos
en internet, estudiantes o turistas extranjeros, y de esta necesidad han
ido surgiendo espacios de ocio con internet gratuito y zonas en las que
poder trabajar sin prisas.

Hacerlo en un ambiente agradable y relajado, rodeado de "gente guapa" que
comparte gustos se ha convertido en un concepto, un estilo de ocio/trabajo
que se ha puesto de moda y en el que la manzanita mordida parece 
imprescindible (es curioso pero sólo verás portátiles de Apple)







La Bicicleta fue uno de los locales madrileños que primero se sumó a esta
tendencia y cuenta con muchos puestos exclusivos para trabajar con
ordenador, delante de los ventanales, en una mesa alta compartida y
en una gran sala situada en la planta sótano del local.







Pero también hay zonas en las que sólo sentarte, disfrutar de una rica bebida o
algún plato ecológico y artesanal realizado con productos naturales.

Dan especial importancia a un buen café de autor hecho con materia prima muy
cuidada y en verano no hay nada mejor que sus mojitos, ¿verdad Lorena?






En nuestra última visita tomamos café aromatizado con naranja y té con
hierbabuena y jengibre. Umm... Arriba las tazas que los contenían ya vacías y
es que en aquel momento antepuse disfrutarlo calentito que tomar la foto ;-)




El local tiene un auténtico estilo industrial, respetando suelos y gran
parte de las viejas paredes de ladrillo originales del antiguo edificio.

La decoración es vintage con muebles recuperados (viejos sofás chester
en piel, mobiliario de colegio, sillas thonet, de skay...), mesas y asientos
realizados con madera de palets y creaciones con materiales reciclados
entre las que destacan los "trofeos de caza" realizados con piezas de
bicicleta (sillines y manillares) porque este local es fundamentalmente
bikefriendly y se autodefine como un cycling café, de ahí su nombre.






Si no conoces este espacio te lo recomiendo, tiene algo que te anima a
repetir y por algo será.



viernes, 16 de marzo de 2018

Muji diseño de la sencillez




Ya os he comentado que me encanta entrar en las tiendas Muji aunque
no tenga pensado adquirir nada.




Hace unos días pasé a la de la calle Fuencarral y salí con tres pecaditos
adorables y nada caros que hoy os enseño.

Preparé en casa un shooting de ambientación japonesa para mostrároslos.
Me divierte enormemente idear y crear fotografías que transmitan un estado
de ánimo acorde con un tema o producto. Es realmente lo que más disfruto
como blogger. 




Para quienes no conozcáis Muji y poneros en antecedentes, surgió en los
años 80 buscando la antítesis del consumismo que se había instalado en
la sociedad nipona invadida por marcas de lujo occidentales. 

Los japoneses habían empezado a identificar caro con bueno, buscaban un
logo y pagaban por él independientemente de la calidad del producto.

Fue entonces cuando un grupo de creadores y empresarios decidieron
crear una línea de productos útiles, sencillos, de calidad y precio acorde
con el coste de producción, que no se viese aumentado por tener una
marca determinada. 

Es así como surge el nombre de la compañía, Mujirushi Ryohin, es decir
"producto sin marca" que acabó abreviado en Muji, "la marca sin marca".

Cuando quitamos el empaquetado y la etiqueta colgante, en los que se
indica talla, instrucciones de conservación o materiales, no queda en el
producto ningún atisbo de marca.

El valor del producto Muji no está en el logo, puesto que no existe, sino en

el diseño y la calidad de sus materiales, en el producto mismo.



Muji no se publicita puesto que el coste de los anuncios encarecería el
producto. Su marketing se basa en informar a sus consumidores de las
características de sus artículos, cómo y con qué están hechos, frente a
otras compañías que invierten en publicidad contratando personajes
públicos lo que lógicamente revierte en el precio final del artículo sin
que ellos suponga un plus de verdadera utilidad para el cliente.

Muji elimina todo lo superficial y lo superfluo, tanto en el diseño como a
nivel empresarial. Las propias tiendas son de un minimalismo y sencillez
que genera calma, sensación de orden y limpieza física y mental (aquí
Marie Kondo tendría poco que hacer)

Calidad y funcionalidad son las bases del diseño Muji con el objetivo de
crear productos que ayuden a tener una vida más simple y mejor.

Por supuesto sin olvidar la estética, pero siempre a través de diseños que
atrapan por su sencillez y sus materiales naturales.

Muji supera la idea de tienda para convertirse en un concepto de vida
que nos haga sentir mejor con nosotros mismos y con el entorno.



Y paso a mostraros mis adquisiciones: dos cuencos de lana afieltrada en
forma de canto rodado y una camiseta de algodón con textura arrugada.




Los cuencos, uno en gris y otro en crudo, son ideales como joyeros o vaciabolsillos.

Tienen una textura muy suave y dos dibujos tribales en el interior.

Estaban rebajados de tres y pico a 1€ ¿Quién se resiste?
Quedaban más por si estáis interesados en haceros con ellos






La camiseta viene comprimida en forma de cubo, es de algodón biológico y
coloreada con tintes naturales. Cuesta 14,95€.

También tienen vestidos de tirantes del mismo estilo y en ambos casos
cuentan con varios colores (gris, negro, azul noche...) y rayas.






Al abrir el paquete hay que ir desenrollando y va dejando a la vista un
diseño de textura arrugada maravilloso.

Elegí el color azul noche pero seguramente volveré a por alguna más
porque la calidad del algodón y el diseño me encantan.




Qué os parecen mis nuevas adquisiciones de Muji ¿Os gustan?
¿Conocíais la no marca?

Contadme
^-^