miércoles, 13 de marzo de 2019

Empapelar paredes y puertas




Un post rapidito para mostraros cómo quedó mi pared de acento tras ser
empapelada.

Por si os lo habíais perdido os cuento que hace poco decidí darle un aire nuevo a
esta parte de mi salón en la que tenía una pared de acento en color azul intenso
y opté por empapelarla (aquí)

Elegí un modelo de estilo jaspeado, también en azul porque es un color que
me encanta y me transmite mucha serenidad.




Como comprobaréis también empapelé los cristales de la puerta doble
del salón.

Lo cierto es que no le encuentro mucho sentido a estas puertas en un
apartamento pequeño como el mío y cuando compré la vivienda tenía
pensado quitarlas y dejar el hueco enmarcado en madera blanca. Pero
la reforma se retrasó más de lo esperado, el tiempo se me echó encima
y las puertas se quedaron. 

No son feas, la verdad, pero el cristal traslúcido no me gusta nada así
que vi en el empapelado una buena opción para taparlo y lo cierto es
que me encanta el resultado

¿Qué os parece?




Al ser sólo un paño pequeño de pared no tardé más que unas horas en
empapelarlo, además la calidad del papel que utilicé facilita muchísimo
la tarea. Había empapelado anteriormente en alguna ocasión y recuerdo
que me resultó más engorroso, el papel se rompía y era difícil de manejar.

En esta ocasión, además, lo hice sola pero los consejos que encontré en la
página web de Papeles de los 70, donde adquirí el wallpaper, me ayudaron
mucho a organizarme y sobre todo a evitar errores de ajuste de patrón.

Mi nueva mesa de comedor resultó también muy útil al ser tan alargada.
La cubrí con un plástico y me vino genial para cortar y encolar el papel.




Para poder mostraros el resultado del empapelado tomé estas fotografías con
una decoración minimalista que no va a ser la definitva, desgraciadamente,
porque aquí va el mueble de la tele.

Además quiero montar una gallery wall como tenía antes. aunque en esta
ocasión he decidido sacar los cuadros que he tenido guardados en el altillo
desde que me mudé. 

Son cuadros con valor sentimental y también artístico puesto que son de
pintores consagrados, amigos de mi padre que se regalaban o intercambiaban
obras.

Grabé un vídeo mostrándolos y hablando de ellos que podéis ver en mi IGTV
de Instagram (aquí)

Cuando lo tenga todo montado os lo mostrare, por supuesto ;-)




miércoles, 6 de marzo de 2019

La cocina de tus sueños




La edición de Casa Decor 2019 está a punto de cerrar sus puertas. Tenéis

hasta el 10 de marzo para visitarla pero, si no os va a ser posible, sabed

que no tenéis porqué preocuparos ya que iré compartiendo con vosotros los

espacios más representativos y los que más me han gustado de este año.



Esta nueva edición (la 54 ya) abrió sus puertas el 24 de enero y fui invitada a
la presentación a prensa aunque ese día no pude asistir. Pero contaba también
con la invitación de Villeroy & Boch así que fui unos días después.

En mis stories de Instagram compartí un vídeo del recorrido que he dejado
en destacadas por si queréis verlo (aquí)

Dediqué unas tres horas a admirar cada rincón del señorial edificio del barrio
de Salamanca elegido para la edición de este año. Un edificio totalmente
reformado en el que se han presentado las tendencias decorativas del año
que acabamos de comenzar.

La verdad es que salí encantada y con la cámara llena de fotografías. 
La de este año me ha parecido una edición más amigable, seguramente
porque el edificio es algo más pequeño, los espacios son más recogidos y
están mejor comunicados, de manera que no tienes la sensación de estar
perdiéndote continuamente.

En cuanto a las tendencias sigue triunfando el estilo glam pero, en general, se
trata de propuestas menos arriesgadas, lo que quizás quita espectacularidad a
esta edición pero creo que gana en naturalidad y accesibilidad al gran público. 





La edición de este año está llena de propuestas maravillosas, interesantes,
acogedoras, algunas incluso transgresoras, casi irreverentes, pero he elegido
este espacio diseñado por Deulonder para empezar nuestro recorrido por Casa
Decor 2019 porque si me dieran a elegir cuál me llevaría puesto, tal cual está,
sería éste. Añadiéndole un dormitorio y un baño podría ser perfectamente el
apartamento de mis sueños.





El nombre de esta propuesta, The Living Cook, lo dice todo. 

Un espacio multifuncional que integra la espectacular cocina, un comedor,
una despensa que es al tiempo cuarto de lavado y un acogedor saloncito
al que no le falta de nada.






La cocina esté llena de detalles especiales y electrodomésticos de última
generación ¡Dan ganas de ponerse el delantal y empezar a cocinar! Incluso
quienes no somos muy cocinillas ;-)








Y cuenta con su propia estación de café para quienes somos amantes de la
cultura cafetera y del Latte Art.






¿Qué os parece?

¿Crees que podría ser también la cocina de tus sueños? 



viernes, 1 de marzo de 2019

Mueble dorado de estilo glam * DIY




Si os digo que he tenido pendiente este DIY más de un año podéis creerme.

La estructura, que se encontraba en el estudio de mi padre desde tiempo
inmemorial y que él debió comprar en un rastro, estuvo ocupando un rincón
al fondo de mi dormitorio durante todo ese tiempo. Vamos, que lo dejo un
poco más y el glam deja de ser tendencia ;-)

Como os digo, al organizar el estudio de pintura de mi padre para mantener
sólo aquello que era importante, descubrimos muchos muebles, objetos,
materiales, libros... que ni sabíamos existían. 

Algunos caballetes, muchos lienzos, marcos, pinceles, paletas... se han vendido
porque ninguno de los nietos de mi padre ha heredado su pasión por la pintura.
Y también nos hemos deshecho de algunos muebles que ya no tenían sentido.





Esta estructura dorada, que debió ser un stand de alguna tienda de los
años 60 o 70, se encontraba prácticamente oculta entre cajas y libros.

No estaba completa, le faltaba alguna especie de copete y también la
parte inferior que mi madre usaba en su galería como base de una
maceta. De hecho creo que una pieza que utilicé hace tiempo para
crear una lámpara de estilo Edison (aquí podéis verla) debió
pertenecer a este mueble.

Al verla pensé en seguida en darle una tercera vida y llevármela a mi casa.
La limpié a conciencia y estuve pensando si dejar los cristales fumé tal cual,
cambiarlos por madera o transformarlos para darle un acabado más actual.

Me decidí por esta última opción y me dispuse a darles un aspecto
marmoleado y, como suelo hacer (me gustan los retos), en vez de
buscar un tutorial, improvisé mi propia manera de conseguir un
efecto mármol. 

Estoy muy contenta con el resultado así que os cuento cómo lo hice.

El proceso para conseguir un efecto mármol sobre cristal comienza pintando

el mismo con spray. Una vez seco y para obtener la vetas usaremos un

hilo al que pondremos un imperdible en un extremo para facilitar su manejo.

Introduciremos el hilo en pintura de color gris, lo sacaremos y extenderemos

sobre papel aluminio, por ejemplo, pasándole una esponja con toquecitos

para quitar el exceso de pintura gris.


Después pondremos el hilo sobre la superficie a marmorizar y presionaremos

con un trapo. Retiraremos el hilo y dejaremos un rato para que la pintura se

seque un poco. Luego iremos pasando un trapo para difuminar partes de la

marca dejada por el hilo e ir consiguiendo las vetas.






¿Qué os parece?







También dediqué un tiempo a pensar cómo podría rematar la estructura.

Pensé en un pomo dorado de bola pero quería algo más original y actual
así que compré un pequeño florero de estilo nórdico, lo pinté en dorado
con spray y lo coloqué como copete con unos alambres y pegamento.






Ya sólo quedaba decorarla: unos detalles en Living Coral, color Pantone 2019,
algo de dorado y, por supuesto, el verde de algunas de mis plantas.