lunes, 15 de enero de 2018

Dormitorio wabi sabi con toques glam



Desde que me mudé a mi vivienda actual he renovado la decoración de
mi dormitorio en varias ocasiones que os he ido mostrando en el blog.

De un estilo clásico renovado con toques shabby chic (podéis verlo aquí)
cambié a un estilo más depurado y minimalista de influencia nórdica en
tonos grises (aquí)

Ahora he vuelto a introducir algunos toques de color y textura mediante un
sencillo cabecero en madera natural y textiles en terciopelo y lino rosa.


El "nuevo" cabecero lo recuperé de un contenedor que estaba a unas cuatro
manzanas de mi casa.

Nada más verlo quedé prendada de su forma y tamaño, así como de las
imperfecciones que presentaba la madera clara y sin tratar (roces, agujeros
de clavos y algunas manchas).

Estaba bastante sucio, eso sí, y no quise meterlo en el coche, así que
lo llevé a casa arrastrando por las esquinas, que no eran romas, y fui
cambiando de esquina y posición de modo que, conforme avanzaba,
les fui dando forma redondeada.

Un buen lavado con lejía y detergente en el garaje acabó con la grasa y
suciedad que presentaban algunas zonas. Quité algunos clavos que aún
tenía y lijé las esquinas para suavizarlas.

Después una capa de cera transparente para hidratar y proteger la madera.

El tamaño era justo el de mi cama por lo que la idea de ponerlo como cabecero
surgió de inmediato, además lo utilizo como fondo para fotografías, ¡no puede
estar más amortizado!


No es el único DIY reciclado que tiene mi cuarto, la mesa/taburete hecha con
un viejo tronco la habéis visto en numerosas ocasiones.

Nunca os he llegado a mostrar cómo lo hice porque me limité a traerme uno
de los troncos que hay desde siempre en el jardín de mis padres (podéis
ver su aspecto original aquí), lavarlo con lejía de modo que el color grisáceo
de haber estado en el exterior tantos años dio paso al tono natural de la
madera, encerar y añadirle tres patas.


Por supuesto hay otros Do it yourself que quienes me seguís de hace tiempo
habréis identificado: la guirnalda de pompones que conseguí a partir de un
gorro de lana bien aprovechado (aquí) y el atrapasueños (aquí)


La combinación de materiales naturales e imperfectos (wabi sabi),

no sólo de estas dos piezas sino de los textiles de lino y sus arrugas, 

con otros de aspecto más lujoso y sofisticado como el terciopelo que 

aportan un toque glam, son tendencia y el rosa vuelve a estar de moda.



De este modo mi dormitorio vuelve a incluir el color rosa (no puedo evitarlo,
me sale naturalmente), ahora combinado con el gris, dos colores a los que
irremediablemente tiendo. Si os habéis dado cuenta son los del blog.

Contadme que os han parecido los cambios en mi cuarto, ¿creéis que a mejor
o lo hubierais dejado como estaba?



jueves, 4 de enero de 2018

Cómo conservar los bulbos de interior forzados



Unas tres semanas después de que os mostrara los bulbos de interior cuya
floración estaba forzando en casa, uno en tierra y otro en agua (aquí), las
flores de ambos habían abierto y estaban en todo su esplendor.


El Amaryllis plantado en una maceta había desarrollado completamente su
segundo tallo y dos grandes flores rojas lucían nuevamente dándose la
espalda una a otra.

Por cierto, ¿sabíais que popularmente esta flor se llama "la suegra y la nuera"?
Yo lo desconocía pero nuestra estimada Isabel Vintage nos lo contaba en uno
de los comentarios. 

Le respondí que yo había oído hablar del asiento de suegra (ese cactus grande
redondo que parece un puff) y que me resultaba sorprendente que hubiese otra
referencia a la relación nuera/suegra entre los nombres de plantas. Seguro que
hay alguna más ;-)

Cuando las flores del Amaryllis se marchitaron, me informé sobre la

manera de mantener el bulbo y conseguir una nueva floración de 

interior el año siguiente.


Después de que las flores se desvanezcan hay que cortar los tallos

a unos tres centímetros de la base del bulbo. Regaremos una vez en 

semana, manteniendo la tierra húmeda pero no encharcada y 

aplicaremos fertilizante una vez al mes hasta mediados del verano.

Entonces dejaremos de regar y mantendremos el bulbo en reposo 

durante dos meses, momento en el que estarán listos para comenzar 

el proceso de forzamiento de la floración en interior nuevamente.





En cuanto a los bulbos desarrollados en agua, no todos pueden ser recuperados

para ser plantados en tierra porque durante el proceso de forzamiento sin tierra

la mayor parte de su fuerza se ha consumido y es difícil que vuelvan a florecer,

al menos en unos años, hasta que el bulbo haya engrosado y acumulado nutrientes.



Yo de todos modos voy a intentar que sobreviva en el jardín de mi madre,
como ya hice con unos bulbos que forcé para ella el año pasado y que os
mostraba en mi Instagram.

Una vez se secaron el tallo y las raíces, los corté y planté a unos dos
centímetros de la superficie. En primavera dieron un pequeño brote
verde, apenas imperceptible, pero seguro que esta primavera el brote
es algo mayor y así hasta volver a dar flor.


La flor de Amaryllis no tiene olor pero el Jacinto ha perfumado nuestra casa
con su olor dulce y fuerte durante más de dos semanas.

Cada vez estoy más enamorada de las plantas y las flores.
Como creo haberos comentado alguna vez, ahora hubiera estudiado Botánica.
Es tan agradecido ver cómo las plantas se desarrollan y nos regalan aroma y
color, ¿verdad?


jueves, 28 de diciembre de 2017

Hampton SC, premio mejor blog en español




Imagina que tienes un blog y alguien viene entusiasmado a enseñarte
algo que ha encontrado en Google.

Tú te quedas pasmada y por un segundo te pasan miles de sensaciones
por el cuerpo (vuelco al corazón, cosquillas en el estómago...) y cientos
de pensamientos por la cabeza hasta que te das cuenta que estás a 28
de diciembre y es el Día de los Santos Inocentes.

¡¡¡INOCENTADA!!!

Normalmente no me gustan las bromas y menos las pesadas, pero debo
reconocer que cuando mi hijo Javier me hizo ésta el año pasado me pareció
sorprendente, curiosa y me hizo sonreír. Por eso le pedí que me explicara
cómo se hacía y así compartirlo con vosotros.

Hacer trucos y bromas con el buscador de Google es fácil y hoy os lo

 explico paso a paso, a golpe de pantallazo, por si queréis ponerlo en 

práctica y hacer una inocentada.


Lo primero será hacer una búsqueda en Google, sirve cualquiera
pero mejor si buscamos algo relacionado con el tema en cuestión.

En este caso puse "Elle decoración" ya que el nombre de esta publicación
transmite credibilidad.



Después sombrearemos el título del primer resultado y pincharemos con el
botón derecho del ratón, seleccionando el último elemento: "Inspeccionar".




Se abrirá en la parte inferior de la pantalla el código fuente de la página
web, con una parte sombreada en azul que corresponde al campo Título.

En el extremo superior izquierdo de la banda azul veremos tres puntitos sobre
los que pincharemos con el botón derecho del ratón, se expandirán una serie de
opciones y pincharemos con el botón izquierdo del ratón sobre " Edit as HTML"




La banda azul dará paso a un cuadro en el que sustituiremos el texto en
negro por el texto que queremos que aparezca.




Justo entonces el título de la búsqueda seleccionada habrá cambiado al
que nosotros queremos.

Pincharemos sobre la x del extremo superior derecho del cuadro de código
fuente para que se cierre y hemos acabado.




Con el título nuevo y la url de la revista queda de lo más convincente,
¿verdad?

Nuestra creación sólo durará el tiempo que mantengamos abierta la
pantalla que hemos alterado, pero podemos inmortalizarla: dándole
a la tecla del ordenador "impr pa" tenemos la pantalla copiada en el
portapapeles y la podemos pegar en un correo electrónico, crear una
imagen con Power Point o, más fácil aún, podemos hacer una foto de
la pantalla con el móvil para poder guardarla, enviarla o mostrárla.

Una pequeña broma con la que regalar un segundo de gloria a cualquiera
;-)



Espero que estéis pasando unas buenas vacaciones navideñas.

No nos leeremos hasta el año que viene así que aprovecho para
desearos una feliz salida y entrada de año.

¡A por el 2018!