lunes, 20 de febrero de 2017

Día internacional del gato



No soy mucho de día internacionales, quitando aquellos que nos hacen recordar
causas importantes.

Ahora con la popularización de internet nos enteramos de que todos los días
es el día internacional de algo, a veces incluso de varias cosas a la vez.
¿Sabías que existe el día de la croqueta? Pues se celebró el mes pasado.

En cualquier caso adoro los mininos y hoy es una buena excusa para compartir
imágenes de gatos que tomamos en Marrakech, donde son los dueños absolutos
igual que comprobamos el año pasado en Chaouen.

En Marruecos el gato es el animal preferido por encima del perro y 

parece ser que ésto se debe a una cuestión de higiene, pues el gato caza 

ratones y mata bichitos poco deseados en el entorno doméstico, además 

de ser un animal más independiente que no necesita depender del 

cuidado de una familia.


De hecho los gatos marroquíes no suelen pertenecer a ninguna casa, campan a
sus anchas por calles y terrazas, autoabasteciéndose o siendo alimentados por
la comunidad.

Están acostumbrados a la gente y no suelen huir, por el contrario, muchos se
acercan si les dices algo para ver si consiguen algún regalito.


Cerca del riad en el que nos alojamos había un mercado de comida y allí se
encontraban estos tres pequeños, libres entre los puestos pero cuidados por
su madre.

Se convirtió en uno de los rituales de nuestro día: salir del riad para dirigirnos
a la Plaza de las Especias, atravesar el mercadillo y esperar ver a los gatitos,
frecuentemente jugando entre ellos.

Nos quedábamos un buen ratito disfrutando de sus juegos y a veces la mamá
gata aparecía, una vez con un pescadito en la boca que le había regalado el
pescadero de uno de los puestos.

Es sorprendente ver a los gatos esperando delante de los puestos de pescado.
En una de las fotografías que veréis más abajo tenéis a un grupo de gatos muy
colocaditos que parecen estar esperando su turno ;-)


Una noche de vuelta a nuestro riad vimos cómo uno de los pequeños gatos
(imaginamos que los otros estarían ya dormidos) jugaba con su madre. Fue un
momento especial, Javier y yo embobados viendo las cabriolas del pequeño
haciendo que atacaba a su madre, escondiéndose para luego saltar sobre ella.
La mamá hacía como que no esperaba el ataque y simulaba una lucha para
acabar sujetándolo debajo, momento que aprovechaba para lavarlo.

Nosotros con la sonrisa puesta y pensé en sacar el móvil para grabarlo pero,
como Javier me dijo, "mejor disfrutemoslo, mami".

Ya os digo, uno de esos momentos entrañables para recordar.






En la terraza de nuestro riad encontrábamos algunas noches este grandote y
cariñoso minino que no parecía ser del hotel.

Pedía caricias y juegos. Por el tamaño y el pelaje se notaba que estaba bien
cuidado aunque le faltaba un ojo, seguramente debido a alguna pelea (vimos
bastantes gatos tuertos y también algún perro).

Solíamos subir un ratito todas las noches y Javi aprovechaba para disfrutar
de él.


Me encantan los animales, prácticamente todos, aunque debo reconocer mi
debilidad por el gato.

Son encantadores canallas que siempre te dejan con ganas de más juegos y
mimos.

Como nuestro Pichu, el gato de mi hermana, del que disfrutamos sobre todo en
vacaciones.

Mi sobrino el peludo (como yo lo llamo) tiene mamitis y siempre se deshace
con su madre. Ved si no la siguiente imagen.


Pues eso, felicidades a todos los gatitos en su día.

lunes, 13 de febrero de 2017

Organizando un viaje a Londres



Hace tiempo que Javier tiene ilusión por escuchar tocar en directo a Yo-Yo Ma,
el violonchelista francés de padres chinos, formado en Estados Unidos, del que
mi hijo ha sido fan incondicional desde pequeño, cuando empezó a estudiar
violonchelo.

Esta primavera Javi cumplirá veinte años y mi regalo va a ser hacer
realidad este deseo: en abril nos vamos a Londres para asistir al concierto
que Yo-Yo Ma dará en la capital británica como parte de su gira europea.

Javier ya había estado en Londres pero yo no, por lo que tendré en él a un
guía de los lugares más emblemáticos, aunque juntos descubriremos algunas
partes de la ciudad que él no conoce y que a mí me hacen especial ilusión
por ser encantadoras y haberlas visto en pelis (Notting Hill, Portobello,
Marylebone...) Pasaremos allí sólo cuatro días y lógicamente no esperamos
llegar a ver todo lo que deseamos pero será un primer acercamiento a la
ciudad británica.

Cuento, además, con la inestimable ayuda de todos los post que Vero Palazzo
ha dedicado a esta ciudad: por su formación en turismo, su alma viajera, sus
fotografías y su estilo, sé que tengo en ella una gran cicerone virtual. ¡Gracias Vero!

También me he hecho con la guía Cereal de Londres. Ha sido realmente
difícil conseguirla puesto que en la web de Cereal está agotada y sólo se
encuentra a la venta en algunos puntos online a un precio altísimo que se
duplica con el coste de los portes (40 € de gasto de envío desde Gran
Bretaña o Alemania a España??? Estamos locos o qué???).

Había desistido de comprarla cuando, no sé cómo, me apareció un anuncio
en el lateral la pantalla de mi ordenador y la encuentro por 13€ con portes
incluidos en Tequila Sunset, una online concept store española que me
ha encantado por sus productos, filosofía, concepto y diseño.

Este fin de semana hemos estado en casita tranquilos y calentitos, Javier
preparando sus exámenes y yo planificando el viaje. Con tanto frío y
lluvia tampoco apetecía mucho salir así que hemos disfrutado del hogar
dulce hogar. 

He ido marcando en Google Maps los lugares que no me quiero perder para
facilitar la planificación de nuestros días en Londres.

Como os comenté aquídespués descargaré los mapas de Mi google Maps en
mi móvil y tablet y así podré acceder a ellos en cualquier lugar de la capital
británica sin necesidad de tener activados los datos de internet que de
momento tienen aún precios muy altos fuera de nuestras fronteras, aunque
parece que a partir de junio de este año las operadoras de telefonía no podrán
cobrar a sus clientes tarifa extra alguna por realizar llamadas o hacer uso de
internet en otro país de la Unión Europea.

¡Yeahhhh, ya era hora!

Además he disfrutado de mis nuevas carcasas personalizadas para móvil y iPad.


Son de GoCustomized, una web que permite crear desde casa tus propios 

diseños de fundas para dispositivos móviles, con fotografías las que se puede 

añadir texto o realizando un diseño personal, como yo he hecho, con fondo 

marmolizado y el nuevo logo del blog.


Prueba y personaliza tu carcasa iPhone, es divertido y superfácil.



¿Qué os parecen? A mí me tienen enamorada.




Os deseo un buen comienzo de semana.


              *Post en colaboración con GoCustomized

viernes, 10 de febrero de 2017

Tortitas de plátano fáciles, ricas y saludables



Últimamente intento cuidar más nuestra alimentación y no es que me haya
vuelto vegana, ni siquiera vegetariana: la carne y el pescado siguen formando
parte de nuestra dieta, igual que huevos y lácteos, sobre todo los quesos que
nos encantan y a los que nos costaría mucho renunciar.

El café no me sabe igual y no lo disfruto de la misma manera si no es con leche
de vaca, aunque poca y desnatada, lo prefiero con la leche de siempre.

Pero para los postres he descubierto que hay alternativas vegetales

con las que conseguir dulces y postres más ligeros digestivamente

que igualan o superan nutricionalmente a los tradicionales.



Como estas tortitas de plátano, fáciles y rápidas de hacer, que se han
convertido en uno de nuestros desayunos preferidos de los fines de
semana.


Aquí tenéis los ingredientes básicos: 1 huevo, 1 cucharada sopera de Maicena
(harina de maíz), 1 plátano, 1 vaso pequeño de leche vegetal (preferiblemente
de coco) y 1 cucharadita de cúrcuma.

El plátano ya sabéis que mejor congelado como os contaba aquí.

Las proporciones son muy fáciles de recordar, 1.

A veces añado también una cucharadita de harina de maca y/o de jengibre
en polvo, aunque a Javier le gustan más sin ellas.

Echaremos todos los ingredientes en la batidora hasta que hayan mezclado
bien. Calentaremos una sartén con aceite de coco e iremos haciendo las tortitas
que se irán dorando al tiempo que formarán esas burbujitas características sin
necesidad de haber echado bicarbonato como en las tortitas tradicionales.

Salen unas 12 tortitas de unos 7/8 cm de diámetro muy finitas y riqúisimas.

No necesitan azúcar porque el plátano las endulza naturalmente y, además,
podemos hacerlas más sabrosas con toppings saludables como miel, semillas,
frutos secos, coco rayado, mermeladas, frutas en almibar, frutos rojos...

Las posibilidades son muchísimas.





Listas para hacer las delicias de nuestros paladares y aportarnos los
nutrientes y beneficios de sus ingredientes.



Tan fáciles de hacer que me las llevo a los Findes Frugales de Marcela
Cavaglieri: ¡seguidme que hay para todos!