miércoles, 12 de septiembre de 2012

Bombilla, un nuevo uso







La inspiración estaba desde hacía tiempo por todos lados,
aunque quizás la motivación final fue el original resultado
que Tine nos mostraba en White life

Y este verano por fin encontré el tiempo necesario
para materializarla.

 Una nueva oportunidad para esta bombilla fundida.

Eliminando el final del casquillo conseguimos un recipiente
para flores u otros usos.

La base está hecha con un alambre
al que he dado forma enrollándolo en una barra 
del mismo diámetro del casquillo.

Podemos hacer bases de sobremesa o bien para colgar,
como la que os mostré en una
entrada anterior (aquí)














6 comentarios:

  1. Que bonita te ha quedado!
    El soporte queda genial, y esa puerta verde ...
    Muchos besos!!
    Veronica.

    ResponderEliminar
  2. Cuando trate de hacer esto hace un tiempo atras, no pude abrir la lamparita. Tendre que intentar de nuevo??? La tuya quedo preciosa, Piola!!!

    ResponderEliminar
  3. Preciosa!!! me encanta la idea.
    Ese lugar tan pintoresco tiene pinta de ser un lugar lleno de rincones para soñar.
    Besitos guapa!!!

    ResponderEliminar
  4. Buenísima idea!! y el contraste con la puerta... super vibrante!! gracias por tu visita!! disculpá el no haberte respondido antes pero es que estaba de viaje. gracias por tus palabras! besos!

    ResponderEliminar
  5. Una idea estupenda la de reciclar bombillas que no sirven. Me ha encantado la puerta verde de fondo.
    Precioso post!
    bs.Sagra

    ResponderEliminar
  6. Ufff pero qué originaaal Piola, con tan sólo una bombilla has creado todo un decorado......y ese fondo con la puerta verde y la pared de piedra es espectacular!!

    ResponderEliminar

Cuéntanos...