jueves, 22 de octubre de 2015

Casas escandinavas de madera blanca (Stavanger)



Recuerdo cuando éramos pequeñas, mi hermana y yo delante de algún
escaparate repartiéndonos su contenido, argumentando porqué algo
debía ser para una u otra, aún a sabiendas de que no íbamos a
adquirir nada.

Este recuerdo me sorprendía mientras editaba las fotografías del post de hoy,
no sé exactamente porqué pero imagino que las casas de madera del casco
antiguo de Stavanger, que vimos en nuestro viaje de verano a Noruega,
son tan idílicas que inconscientemente mi mente se planteaba cuál de ellas
elegiría si tuviera que irme a vivir allí.








Difícil elección, ¿verdad?

Y seguramente porque en estos momentos siento la necesidad de tener un
espacio de creación independiente, una especie de estudio-taller-trastero
showroom, me quedaría con la construcción de la fotografía que sigue: una
pequeña tienda-exposición de una artista local.

En el barrio en el que vivo hay muchísimas casitas bajas de este tipo, por
supuesto sin esos fantásticos ventanales y en un estado lamentable pero
en las que veo mil y una posibilidades.

Cada vez son mayores las ganas que tengo de hacerme con una y arreglarla.

Pero es complicado porque no suelen tener permiso de habitabilidad o
están en venta como solares para ser derruidas y construir bloques
modernos, siendo su precio realmente prohibitivo aunque estoy
investigando otras posibilidades de las que ya os hablaré cuando
tenga algo en perspectiva.


¡Vaya!, estábamos en Stavanger y hablando, hablando hemos
acabado en Madrid.

No os preocupéis que en un pispás volvemos a Noruega...


El casco antiguo de Stavanger (Gamle Stavanger) lo conforman ciento
setenta y tres encantadoras casitas blancas de madera construidas entre
los siglos XVIII y XIX al lado del puerto. Originariamente fue un barrio
obrero dedicado sobre todo a la industria conservera, primera actividad
económica de la zona hasta el descubrimiento explotación de los pozos
petrolíferos noruegos a comienzo de los años setenta, que tienen las
sedes de sus oficinas nacionales en esta ciudad.

Stavanger ha ido creciendo hasta convertirse en la cuarta ciudad más
importante de Noruega, pero el casco antiguo ha sabido mantenerse
acertadamente con su esencia original: casas de madera, calles
adoquinadas, farolas antiguas y un especial cuidado de zonas
verdes y jardines.








¿Os pareció haber visto un lindo gatito?


Las papeleras eran escasas (de hecho no recuerdo haber visto ninguna),
nunca encontramos barrenderos y lo único que aparecía tirado en el suelo
eran hojas de flores y plantas.

Nuevamente Noruega nos dio un ejemplo de concienciación ciudadana.


¿Qué casita te pides tú?

16 comentarios:

  1. Son maravillosas todas, y encima las flores... por todas partes, tan bonitas y cuidadas, ¡pero qué mimo!

    ResponderEliminar
  2. Holaaaaa buenas noches, bonitas,preciosas ,me encantan,eso quiero yo ,ese espíritu de dejado pero cuidado ,coqueto,personal,auténtico,vivido,sereno,eso quiero para mi casa,la pena es que como paisajista soy una negada no me decido ni con la ubicación de los árboles,bueno ya aprenderé qué solo llevo dos años.Superabrazo. E

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Elena, poco a poco es la mejor manera de ir haciendo un jardín para que no nos pase que el día que todo está crecido no podemos ni pasar, ni poner un banquito... (a mí me pasó en algunas zonas del jardín de mi anterior vivienda)
      Lo importante: disfrutarlo lentamente... Feliz fin de semana ^-^

      Eliminar
  3. Una preciosidad de barrio y un aplauso por esa limpieza, deberíamos aprender. Piola a mi me pasa no mismo con eso del espacio de creación, necesito expresarme a través de la decoración de muebles, pintar, restaurar...,,y es tan complicado, ni tiempo ni espacio a veces. Y la cabeza llena de ideas..... Será la edad!!! 😉

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Pues sinceramente yo tampoco sabria con cual quedarme, aunque la de la tiendecita es ideal!! Desde luego viendolo asi es un lugar idilico para vivir aunque después me lo imagino lleno de nieve en invierno y ya no me apetece tanto. De lo que no hay duda es que son un ejemplo de respeto y urbanidad. ¡Casitas y jardines de cuento!
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Es un conjunto tan evocador. Las casas de construcción tan adorable, rodeadas de tantísimas plantas.... un sueño, una postal. Muy difícil elegir. Son imágenes de cuento, y eso que aún no hay nieve....
    Besos y feliz fin de semana Piola.
    María

    ResponderEliminar
  6. Qué maravilla Piola!!!! Me iría hoy mismo a cualquiera de ellas. Te hacen soñar con un mundo perfecto ... y en paz!!! Besos

    ResponderEliminar
  7. Me vale cualquiera con su pequeño jardín lleno de flores, un espacio con una mesita para degustar un té, leer un libro, o hacer manualidades… ideal jubilarse en ese remanso de paz. La única pega: el clima. Besos

    ResponderEliminar
  8. que lindo todo!! y ese estudio/taller es un sueño! con la mitad de eso o menos seria feliz yo tambien!!

    ResponderEliminar
  9. Qué lindo esos pueblos de casas blancas de madera con todas esas flores colgantes , parecen de cuento

    ResponderEliminar
  10. cUn sueño, por supuesto, pero me han sorprendido los geranios, algo tan típico de andalucía, y lo bien que se ven en un pais tan frio, genial.

    Un abrazo

    Marina

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que es un espectáculo de barrio, tiene que ser una maravilla poder habitar una casita de estas. Siempre que viajo fuera de España, lógicamente me gusta ver lo lugares típicos de cada ciudad y pueblito, pero me encantaría poder entrar a las casas para ver la decoración, cómo las tienen organizadas ....
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Humm! yo no podría elegir si no he visto antes el interior, yo soy así, las fachadas son realmente bonitas pero necesito más, jeje, desde luego este lugar es todo un espectáculo precioso, pasear por sus calles debía embelesar.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  13. Qué sueño de pueblecito, un encanto total !!!
    Cualquiera de estas casitas adorables estaría perfecta para mi, ayyysss cosa lindaaa, y las plantas por todos lados, todo limpio y reluciente, qué ejemplo de ciudadanos, cuánto tenemos por aprender!!!
    Una maravilla recorrer Stavanger de tu mano Piola, graciaaasss!!
    Un besazo grande,

    Menchu
    Un Pedacito de Luna

    ResponderEliminar
  14. Son de ensueño!!
    decorando de corazón

    ResponderEliminar
  15. Son absolutamente preciosas y lo que más me gusta es lo cuidadas que las tienen siempre, con unos jardines en los que quedarse a vivir, sin demasiados aspavientos, sin ese feísmo del que tanto tenemos por Galicia, todo limpio y cuidado!!!
    Yo también quiero un espacio creativo con un jardín!!!!!! Me quedo con cualquiera de las de tus fotos!"

    ResponderEliminar

Cuéntanos...