martes, 12 de enero de 2016

Viaje al pueblo azul de Chaouen (Marruecos)



Ya de vuelta de nuestro pequeño viaje.

Quienes nos seguís por las redes ya sabéis que nuestro destino

azul ha sido el precioso pueblo de Chaouen en Marruecos, nombre

que admite otras formas y pronunciaciones como Chefchaouen,

Chauen, Xauen...


Situado en las estribaciones de las montañas del Rif, al sur de Tetuán, la ciudad
fue fundada a finales del siglo XV sobre un anterior asentamiento bereber para
acoger a muchos de los exiliados musulmanes y judíos de al-Ándalus tras su
expulsión de la Península Ibérica por la Reconquista. De ahí que su apariencia
sea muy parecida a la de los pueblos andaluces, con callejuelas de trazado
irregular y casas encaladas, pero en ellas los tonos azules fueron imponiendo
protagonismo frente al blanco hasta dar esa apariencia única y característica
de esta maravillosa población.

Fue, además, el último lugar en el que ondeó la bandera española cuando a
mediados del siglo XX se traspasó la soberanía de la región del protectorado
español al reino de Marruecos.


Nuestra escapada de seis días ha resultado una experiencia realmente
agradable: hemos podido disfrutar de unas verdaderas vacaciones slow
propiciadas por el tranquilo entorno y por nuestra decisión de centrarnos
únicamente en Chaouen y alrededores en lugar de intentar aprovechar
el viaje para conocer también otras zonas o ciudades de Marruecos.



Como os prometí, traje conmigo muchas fotografías porque cada rincón
del interior de la medina de Chaouen es una postal mágica y única.

De hecho este post incluye sólo una selección de las centenares que tomé y,
como comprobaréis, resulta tan largo y tan azul que uno acaba viendo
la vie en bleu ;-)



Poder disfrutar de este pequeño paraíso resulta además bastante asequible.

Está a sólo una hora de vuelo de Madrid y es fácil encontrar billetes hasta
Tánger en compañías aéreas low cost que no están mal para estos viajes cortos.

Desde el aeropuerto de Tánger se puede tomar un taxi directo hasta Chaouen
por 600 dirham, unos 55 euros, negociando los 700 que piden inicialmente. El
taxi admite de cinco a seis viajeros (grand taxi) y puede ser compartido. El
trayecto dura unas dos horas.

Mucho más barato es ir en autobús (unos 30 dirham), pero para ello hay que
tomar un taxi desde el aeropuerto hasta la estación de autobuses de Tánger,
esperar la salida del autobús (tres autobuses diarios) y el trayecto dura algo
más de tres horas.




Hospedarse resulta igualmente económico.

Conocimos un grupo de jóvenes españoles que compartían habitación triple
por sólo 7 euros la noche cada uno en una pensión que no estaba mal, aunque
carecía de calefacción (necesaria en esta época del año) y con un solo baño
por planta pero, claro, el precio es increíble.

Existen no obstante fantásticos riad u hotelitos con encanto, como el que
nos acogió a nosotros: la habitación doble con baño, calefacción y aire
acondicionado, incluyendo desayuno, nos costó 55 euros la noche.

Con un trato encantador, preciosa decoración y ambiente muy agradable,
os mostraré nuestro B&B en Chauoen en un post exclusivo.











Pero el interior de la medina de Chaouen no es sólo azúl, está salpicado
de los vibrantes tonos de especias, tintes, textiles, maderas...




De las coloridas bombonas de butano...







De los apetecibles alimentos y bebidas...



Textiles, muebles, jabones, aceites, espejos, pufs, alfombras, alimentos, etc.
que son igualmente asequibles y de los que nos trajimos algunos souvenirs
que ya iréis viendo por el blog.


Y gatos, centenares de gatos campando a sus anchas entre tanto azul.



En cambio sólo vimos cuatro perros en toda la ciudad: sorprendentemente
no son muy queridos los canes allí, pero de eso ya os hablo otro día.


Me alegro de estar de vuelta y poder compartir con vosotros nuestra
grata experiencia por esta tierra marroquí.


29 comentarios:

  1. Yo también he visitado Marruecos y Chaouen, puedo decir que en la realidad es una maravilla, te quedas prendado. Preciosas las fotos.

    Saludos,

    Pedro

    ResponderEliminar
  2. ¡Que belleza de imagenes! Ese azul es impactante. Gracias por compartir.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. QUiero quiero quiero!!!!! a solo una hora de madrid de vuelo, podría darme otra visita por la ciudad y de ahí saltar a éste paraíso azul. Pobre Edu...le voy a picar la cabeza!!! Me encantaron las imágenes Piola, parece un sueño o una película. Qué lindo viajeeeee!

    ResponderEliminar
  4. ¡Si que parece de cuento, Piola! Y está todo tan limpio y cuidado... Nada que ver con nuestra visita a la medina de Marrakech. Pero ambas ciudades coinciden en que el protagonista absoluto es el gato, curioso ¿verdad?. Desde luego nos apuntamos este destino para un futuro viaje.

    Un beso enorme de las dos y bienvenida

    J&Y

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tus fotos, Xauen para mí tiene unas connotaciones especiales familiares. Me he recreado en las fotos y me han servido para prometerme a mí misma que tengo que volver este año allí, sí o sí.
    Llevo mucho tiempo queriéndolo hacer y en el 2016 va llegar el momento, gracias a ti.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  6. Dientes bien largos es lo que me ha aparecido viendo estas fotos,divinas todas,qué bien lo que habéis tenido que disfrutar y encima sin dejaros un riñón que más se puede pedir,qué azul más precioso y esas callejuelas con escaleras lo más,me imaginó todas las ideas que tendrás nuevas y aquí me espero para verlas así como las compras,bueno reina un abrazo y hasta pronto. E

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido una experiencia fantástica, Elena, que nos ha servido para desconectar y recargar pilas.
      Besazos y gracias siempre por tus motivadores comentarios <3

      Eliminar
  7. Feliz año!! Ay que me da algo Piola!!! Este es uno de mis viajes pendientes y ahora me han entrado aun mas ganas!! Qué lugar tan maravilloso, es de cuento!!
    Me alegra que ya estes por aqui!!
    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acordé tanto de ti, Nika!: uno de los azules era el tuyo, sobre todo en los muebles del chill out del B&B. Ya lo verás en el post que tengo pendiente ^-^
      Besazos

      Eliminar
  8. Nunca he estado en Marruecos, pero con estas imágenes he disfrutado mucho aunque fuese un viaje virtual, jeje!! Me encanta la mezcla de este tipo de arquitectura y el color azul, realmente lo hace especial!!
    Bsts guapa y feliz semana

    ResponderEliminar
  9. Estuve allí hace más de 25 años y me gustó muchísimo. Me ha hecho mucha ilusión volver a visitarlo a través de tu precioso post.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Ha sido vivificante y un autentico disfrute el poder verlo con tus ojos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá puedas disfrutarlo con los tuyos, María Fe ^-^

      Eliminar
  11. Muchas gracias por hacernos partícipes de esta escapada tan bonita. De verdad se parece muchísimo a los pueblecitos de Andalucía. Deseando estoy de ver el resto de cosas que nos tienes que contar. Me encanta tu foto con ese pelazo tuyo, y al fondo el azul añil. Besitos!!

    ResponderEliminar
  12. Ayyyyysss....Ese azul añil me ha nublado la vista, qué maravilla por diosss!!!
    Un pueblo encantador, Piola, no dudo que hayáis pasado unos días para recordar siempre, me encantaría visitarlo!!!
    Me quedo aquí para ver más divinas fotos como éstas y los souvenirs que te trajiste!!!
    Besotesss,

    Menchu

    ResponderEliminar
  13. Me encantaría poder hacer una escapada a un lugar como este tan sólo por captar con la cámara la intensidad de estos colores. Mientras, disfruto con tu maravilloso reportaje y a la espera de ver más. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Amazing images!

    Answer: Oh I've wanted to go to Chefchaouen! It seems like it's a smaller city and maybe calmer and not as bustling as Marrakech? I hope you had a great trip! Ah, yes I can image it's not quite as different for you as it was for me, but I really enjoy meeting different cultures - but it really was a lot to take in. Thank you, am I very glad to hear that! Hugs, have a nice day.

    ResponderEliminar
  15. Qué maravilla nos acabas de mostrar!!! He quedado fascinada por este azul... tanto, que me has creado la necesidad de verlo con mis propios ojos, a pesar de casi haber sentido estar allí gracias a tu impecable reportaje.
    Ojalá algún día pueda cumplir este sueño.
    Un beso fuerte, Piola, y gracias por compartir esta belleza de lugar mágico.

    ResponderEliminar
  16. Precioso sitio, y las fotos preciosas, ... ¡Con lo que me gusta a mi el azul!

    Besazos Piola

    ResponderEliminar
  17. Ahora soy yo la que se muere de envidia...Unas fotos dignas de un gran viaje.Un besazo Piola

    ResponderEliminar
  18. El color azul desde luego es magnífico, sobretodo las puertas de las casas.
    y los animales con las botellas de butano, no hay problemas de tráfico y ruido desde luego en éste pueblo tan antiguo....
    bessss

    ResponderEliminar
  19. Un sitio encantador y tus fotos preciosas. Pareciera de verdad el fondo de un océano azul.
    Gracias por la muestra.
    Buen día, guapa!

    ResponderEliminar
  20. Qué preciosidad! al principio del post pensé que estaba deshabitado, jeje, pero no, hay vida, y otros colores además del azul, es precioso, desde luego descansasteis muy bien, tanta tranquilidad divina, gracias por compartirlo guapa.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Llevo mucho tiempo queriendo ir a Marruecos!!! Ahora y al ver tus fotos (muero de amor, por cierto!) más que nunca quiero ir a ese lugar.

    Besoss

    WomanToSantiago

    ResponderEliminar
  22. Que preciosidad de imágenes. Transmite mucha paz y yo espero que hayas descansado.
    Muchos besos.
    María

    ResponderEliminar
  23. Estuve en Marruecos en el año 99 (madre mía de mi vida como pasa el tiempo). Me encantó! Hoy gracias a tus maravillosas fotografías he tenido la oportunidad de volver a pasear por sus calles y a disfrutar de sus rincones teñidos de azul. Gracias Píola! Feliz finde

    ResponderEliminar
  24. que belleza Piola!! y te tengo que confesar mi sana envidia cuando leo eso "vuelo de una hora a Tanger" qué placer tener tantos lugar divinos cerca!!! Enamorada de cada una de tus fotos, las azules y esas salpicadas de color... increible!! Que buena escapada!! Un beso!
    PS: me encanta esta version tuya mas viajera :)

    ResponderEliminar

Cuéntanos...