viernes, 11 de noviembre de 2016

Nuevos superalimentos



El miércoles fue fiesta en Madrid y aproveché para hacer un desayuno saludable
y nutritivo que disfrutamos tranquilamente, sin las prisas de los días lectivos.

Poco a poco intento añadir a mi dieta nuevos superfoods, en este caso
la harina de maca que aún no había probado y de la que he oído maravillas.


En realidad lo de nuevo es relativo: los beneficios nutricionales de la mayoría de
los superalimentos que se dan a conocer actualmente en Occidente tienen
siglos y milenios de tradición en los países de origen.

De ello sabe bastante mi amiga Helen, del blog La Fragua, que hace ya
unos años se fue a vivir con su pareja a Ecuador y, a raíz de ponerse de
moda aquí la quinoa, me contaba que allí es un ingrediente de lo más
habitual desde siempre. Y lo mismo con otros productos como la chía,
maca o el propio cacao, considerados alimentos dignos de dioses en
las culturas precolombinas.


Muchos de los superfoods son semillas (chía, sésamo, cáñamo, lino,
algarroba...) o frutos secos (anacardos, almendras...), otros son raíces o
rizomas (maca, jengibre, cúrcuma...) y también bayas (goji, arándanos,
grosellas...).

Fáciles de añadir a muchos platos, tanto dulces como salados, aportan
textura, sabor, fibra y elementos nutricionales muy beneficiosos.

Podemos echarlos a ensaladas, porridges (gachas), smoothies (batidos) o
simplemente para complementar un yogur.


Son conocidos por los foodies (apasionados de la comida) como toppings.


Parece que no sólo nuestros hábitos alimenticios van cambiando, también
el lenguaje culinario está siendo invadido por anglicismos


Para mi desayuno del miércoles mezclé en la batidora 1 vaso de leche de
coco que, junto con la de almendras y arroz, es una de las leches vegetales
que me gustan (no soporto el sabor dulzón de la leche de soja), un plátano
maduro (mejor congelado porque se vuelve más dulce y así no es necesario
añadir azúcar), 2 cucharadas soperas de cacao puro y 1 cucharada sopera de
harina de maca.

La maca en polvo (harina) se extrae de una raíz originaria de Los Andes, en
Peru. Sus propiedades energizantes y tonificantes se conocen desde muy
antiguo: para los incas era un alimento sagrado que consumían antes de
batallas y viajes largos para conseguir fuerza y resistencia.

Introducir la maca en nuestra dieta es una forma natural de

fortalecer el cuerpo, ayudar a nuestro metabolismo y favorecer

el crecimiento. Contiene vitamina C, hierro, calcio, potasio, zinc,

cobre, yodo y manganeso. La vitamina C asegura la absorción

del hierro por lo que este superalimento es muy indicado en las

dietas antianemia.


Es un potente regulador hormonal, poderoso suplemento contra el estrés,
aumenta la libido, mitiga los problemas del ciclo menstrual (dolores,
dismenorreas, síntomas menopáusicos), puede tratar algunos casos de
infertilidad, fortalece el crecimiento del cabello y por sus propiedades
antioxidantes frena el envejecimiento, favorece el crecimiento y conservación
ósea de modo que mitiga los síntomas de artrosis o artritis, al aumentar la
adrenalina natural es aconsejado en el tratamiento de enfermedades como
la fibromialgia o el síndrome de fatiga crónica y al activar la circulación cerebral
es bueno para favorecer la concentración y la memoria.

Como veis, todo un dechado de virtudes, ¡cómo para no probarla!

La mejor combinación para la maca es a base de cacao, que a su vez
aporta muchos beneficios saludables y, frente a los tópicos, no engorda
sino que adelgaza pues, como os he contado en alguna ocasión,
acelera el metabolismo.

Como toppings utilicé semillas de chía y sésamo.

De las propiedades de la chía ya os hablé aquí.

En cuanto al sésamo, aporta fundamentalmente hierro, calcio y ácidos
grasos poliinsaturados, además de su rico sabor.



Los superfoods son cada vez mas asequibles y accesibles: los grandes
supermercados van incorporándolos y hay muchas tiendas online donde
poder comprarlos, al tiempo que sus precios se van moderando al haber
mayor oferta.

En las tiendas latinas de barrio (en el mío hay muchas) tienen bastantes de
estos productos, más baratos y con certificación de origen pues, al fin y al
cabo, muchos proceden de latinoamérica. Yo suelo comprarlos en ellas y no
lo hago sólo por el precio: me parece una manera de ayudar al desarrollo de
estos países y reportarles algo de lo que ellos nos han aportado.


Por si habéis tenido un flechazo con los cuencos de las fotografías de hoy, os
comento que el pequeño lo traje de nuestro viaje a Marruecos las pasadas
Navidades pero el grande, en cobre con exterior blanco, lo podéis encontrar por
poco más de 5 € en Primark, al igual que la crema de manos de coco (1,50€).


Con este potente desayuno, pero ligero en coste económico y tiempo de
preparación, participo en los Findes Frugales de Marcela Cavaglieri,
donde me voy a compartir y recibir inspiración.

Espero que tengáis un buen fin de semana.

17 comentarios:

  1. Madre mía parece un producto milagroso, en cualquier caso tomar un desayuno sin prisas también tiene sus beneficios. Los cuencos preciosos. Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. ¡Super alimento total!
    Ya el simple hecho de preparartelo y disfrutarlo sin prisas es un gustazo.
    Gracias por la información de este alimento que sinceramente no conocía.
    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  3. Hola Piola,muy interesante la explicación de las virtudes de la maca,creo que necesito invitarla a mi vida👍🏻un Súperabrazo E

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que hay mucho de tendencia y comercial en esto de los superalimentos, Elena, pero lo cierto es que no cuesta nada probar y cuidar nuestra alimentación quizás no sea milagroso pero es saludable y una buena filosofía de vida, así que ¡a por ello!!! <3

      Eliminar
  4. Wow, no sabía que la harina de maca se podía comer cruda, pensaba que se utilizaba como otras harinas, cocinada en recetas calientes y esas cosas. Pues tomo nota y me la apunto para mi próxima compra. Qué genial todos los datos que nos aportas Piola y qué apetecible ese desayuno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu explicación yo no lo conocía, todo un lujazo el hecho de poder tomarse el desayuno sin prisas!!
    Besotes de R&i.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la menciòn Piola.. A mas de la quinua ( quue como bien dices a quì es mas que habitual desde hace siglos) hemos empezado a probar otras curiosidades culinarias de estas tierra que a mas de ricas son super saludables.. Te recomiendo el batido de aguacate,es lo mas sencillo de hacer y super bueno para el organismo.. Nosotras lo tomamos de dos a tres veces por semana.. Te paso la receta en este enlace.. Pruebalo y me cuentas esty segura que va a ser un gran descubrimiento.. http://es.wikihow.com/hacer-un-batido-de-aguacate

    Un fuerte abrazo para toda tu familia y tu padre que cumpla muchos mas.. Besazos desde la mitad del mundo.. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta el aguacate, Helen, suelo tomarme uno al día en comida o cena y es cierto que ahora se "han redescubieto" sus propiedades con lo cual encantada: me paso a ver la receta del enlace que seguro me engancho.
      Gracias por la felicitación para mi padre, hemos pasado un precioso fin de semana con él que sigue crítico pero estable y algo más animado ����

      Eliminar
  7. Yo estoy siempre abierta a probar nuevos sabores, me gusta la variedad. Pero me pregunto si nuestra dieta mediterránea ha pasado a la historia ya que tenemos que recurrir a los "superalimentos" para cubrir las necesidades de nutrientes y llevar una vida "healthy". besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Cuánto tenemos que aprender al respecto, Piola! No nos suenan ni la mitad de los productos que has mencionado, esa es la verdad. Salvo el sésamo, que si lo tomamos a diario, los demás nos han sonado a chino... ¡Tenemos que ponernos las pilas con los superfoods!

    Un beso grande de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  9. Me dieron ganas de ir a comprar maca, gracias por despertar mi apetito, estoy embarazada y los dulces elaborados más tradicionales no me atraen en este momento.
    Me encantan tus fotos.

    ResponderEliminar
  10. A mi me encanta probar todo este tipo de super foods porque soy amante de la buena y equilibrada alimentación. De hecho algunos ya están en nuestra dieta. La harina de maca no la he probado, así que.....a por ella.
    Gracias Piola por los saludables y buenos consejos que siempre nos das.
    Un beso y feliz semana.
    María

    ResponderEliminar
  11. Ni siquiera conocía la harina de maca!!! La verdad es que los superalimentos están muy de moda, y me parece estupendo que vayamos teniendo más a mano y a precios más asequibles productos con tantas propiedades beneficiosas.
    Por lo que he leido, esta harina me vendría estupenda para varios de "mis males", así que tendré que incluirla en mi dieta.
    Gracias por tus consejos, cielo. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  12. Hola Piola! muchos de estos alimentos los conozco y los consumimos mucho en casa pero esa harina de maca ni la escuche nombrar! Voy a tener que preguntarle a mi proveedor de alimentos naturales si la tiene, ya te mantendre al tanto!

    ResponderEliminar
  13. Yo soy igual no soporto el dulzón de las leche de soja, pero debo decir que me ayuda a no tomar azúcar (como se diría popularmente; me estoy quitando, jeje), primero tomaba el café con leche con sucralosa, y dejé el azúcar, ahora dejo la sucralosa y por una leche más dulce hasta que lo deje completamente (qué rollo te he soltado!!!)...yo soy muy anémica, cada poco estoy tomando hierro, voy a probarlo, seguro que me gusta mucho ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah! lo de plátano no, me niego, no los como me sientan muy mal ;)

      Eliminar

Cuéntanos...