jueves, 20 de abril de 2017

La vida sigue



Hace casi mes y medio que no posteo. No ha sido tanto tiempo y, sin
embargo, tengo la sensación de que ha pasado mucho y son muchas las
cosas que han acontecido.

Si me sigues en Instagram sabrás que mi padre volvió a estar ingresado y
no consiguió superar esta segunda crisis de su enfermedad. Nos dejó hace
poco más de dos semanas y aún no nos hemos hecho a la idea. Parece que va a
aparecer en cualquier momento por la puerta con su característica sonrisa y su
manera vitalista de ser.

La tristeza por su perdida intentamos compensarla diciéndonos que tuvo una
existencia larga y muy feliz, que "bebió la vida a sorbos impacientes" como el
niño grande que siempre fue.

Nos deja miles de recuerdos entrañables, muchísimos de ellos relacionados
con el arte y la creación. He compartido ya con vosotros algunos, como aquella
prensa de grabado que donó a la universidad, su gusto por la genealogía,
sus grandes pasiones, pintura y literatura...


Hay otros de los que no os he hablado y que voy encontrando por casa,
cobrando un significado especial en estos momentos.

Cuando mis padres venían de visita a Madrid, mi padre aprovechaba para salir
a ver exposiciones o dar una vuelta por la cuesta de Moyano en busca de libros
de viejo.

Fueron muchas las veces que lo acompañé y varios los libros que me compró,
dedicándomelos luego en la portada
"Piola Núñez-Infante y Papá. Adquirido en Cuesta Moyano,
librería de viejo, en Madrid, mayo del 2004"

También tuvo su momento de pasión por la escultura de la que, ¡cómo no!,
quiso hacernos partícipes y hoy se lo agradecemos.

Quizás en posts anteriores os hayáis fijado en una escultura que tengo en casa.
Recuerdo exactamente el día que la hicimos mi hermano Cesar y yo en el
estudio de mi padre. Yo tenía 14 años y mi hermano pequeño 10. Mi padre
nos pidió que modelásemos cada uno un busto en un bloque de arcilla.
Cuando acabamos los unió y de allí salió esta escultura que después fue
pasada a bronce.

Mi padre y sus amigos artistas alabaron hasta la saciedad la cabeza de la
anciana, su expresión dura y realista frente a lo lamido de la mía. Más aún
teniendo en cuenta la temprana edad del autor. Y yo estoy totalmente de
acuerdo con ello.

Es la vieja quien da valor a esta obra a la que con el tiempo titulé El adiós,
imaginando una madre que se despide de su hijo que se va al frente. Más
adelante la llamé María llorando su recuerdo, por una historia familiar que
en parte se ha repetido en mi propia vida


Lógicamente no pude ir al planeado viaje a Londres con Javier: la situación
de mi padre era crítica y yo misma estuve ingresada casi veinte días por una
dolencia de la que estoy siendo tratada y que me obligará a cuidarme
especialmente a partir de ahora, manteniendo hábitos de vida más saludables.

A su vuelta Javier me sorprendió con un lindo souvenir: un pedacito
perfumado de la mítica tienda Anthropologie en forma de vela.

Éstos días la estoy encendiendo frecuentemente, su olor me calma y me hace
recordar a mi padre de manera serena. Sé que a él le encantaría que siguiera
fomentando mi faceta creativa y artística compartiendola aquí en el blog.

Así pues, sin prisas pero sin pausas tan largas (espero),

¡estoy de vuelta!



45 comentarios:

  1. Lamento mucho tu momento de dolor.
    Tus posts, tus fotos, tus palabras...siempre con una calidez, sensibilidad y creatividad muy especial que llega hondo a quienes te seguimos.
    Abrazo grande,
    Silvina de Tazas y Cuentos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Silvina, por tus palabras de ánimo y ya sabes que la admiración es mútua.
      Besos grandes

      Eliminar
  2. Un abrazo muy, muy grande y apretado Piola!!
    Este lugar siempre nos sana, segui por aqui!!
    Besote

    ResponderEliminar
  3. Siento mucho la perdida de tu padre....es difícil hacerse a la idea y piensas en él en cada cosa que ves o haces . En esos buenos recuerdos o creaciones que hicisteis juntos. Como tú dices nos consolamos en que vivió bien y como él quiso,acompañado de su familia y amigos. Seguro que donde esté te estará observando y controlando para que tengas fuerza para seguir adelante .
    Te mando un fuerte abrazo. Ánimo.

    ResponderEliminar
  4. Querida Piola: Al ver que habìas publicado, me he ilusionado y que tristeza, cuando he empezado a leer tu post.......No tenìa ni idea. He empezado con Instagram tan sólo hace dos semanas. Te buscaré y te pediré que me agregues.
    Se muy bien por lo que estás pasando y desde aquì te mando el más grande y fuerte de mis sentimientos y toda mi energìa para que te hagas con ésta situación. Él, ya vive en vuestros corazones para siempre. Con tiempo estarás más tranquila y serás capaz de tener paz. Lo siento muchìsimo y te mando, junto a tu familia muchos besos.
    Marìa

    ResponderEliminar
  5. Lo siento mucho, Piola. Y entiendo el dolor por el que estás pasando. Te mando un abrazo enorme y deseos de que te recuperes de tu dolencia física y también de la del alma. Un besazo!
    BegoÑa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras de ánimo y buenos deseos, Begoña.
      Besos y mis mejores deseos también para ti <3

      Eliminar
  6. Lo siento mucho Piola! es un post dedicatoria muy bonito, lamento que a raíz de todo tu estés enferma, y espero que poco a poco lo lleves mejor, la vida más saludable y buenos recuerdos además de vivir el presente ayuda mucho. Como dicen los mayores, el tiempo lo cura todo, o al menos calma el dolor, te envío un abrazo muy fuerte y mis mejores deseos para ti y los tuyos.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  7. Lo siento mucho, querida Piola.
    Sólo el tiempo y los hermosos recuerdos de los momentos vividos calmaran ese dolor que ahora parece infinito.
    Tu papi debió de ser una persona adorable y maravillosa que os supo inculcar ese amor por el arte, la cultura y el humanismo que conservareis como algo imperecedero.
    Mil besos, cielo.

    ResponderEliminar
  8. Piola, comparto tu dolor pues mi padre falleció hace apenas seis meses de manera rápida por una inesperada y funesta enfermedad. Yo al igual que tú también aparque el blog, no tenía ni ánimos ni ganas, el dolor era tan grande que me paralizaba por completo. Después hice un recorrido sentimental por la tierra donde él nació para esparcir sus cenizas como me lo pidió antes de morir y a partir de ese momento me sentí liberada sabiendo que estaba allá donde lo deseaba para descansar en paz. Lo echo de menos pero sé que al igual que tu padre querrían vernos felices haciendo lo qus más amamos. Mucha fuerza y ya sabes que me tienes para todo lo que necesites. Cuídate mucho guapísima ❤

    ResponderEliminar
  9. Mi querida Piola, tu papá te dejó tanto, se nota en tus palabras y en tu manera de vivir tu vida y éste momento. Estoy segura, que tal como me dijiste, él te querría ver nuevamente creando y respirando belleza asi que cuando estés lista para volver nostras estaremos listas para disfrutarlo. Mientras tanto, un cariño enorme, un abrazo y los mejores deseos que éso que te afecta no sea nada más que stress y pueda llevarlo con tranquilidad. Un abrazo, amiga!

    ResponderEliminar
  10. Querida Piola:
    Me reconozco como nunca en tus palàbras.." Parece que va a
    aparecer en cualquier momento por la puerta",le decìa yo a mi padre este Abril pasado..
    Llegue a pensar si era una buena hija,pues apenas he llorado la muerte de mi madre y tras unos dìas de montaña rusa,volvì a hacer fotos con mas pasiòn si cabe,ella se sentirà orgullosa de su hija "busca vidas" al iguàl que tu padre de ti y cada uno de vosotros.. Permanecemmos vivos mientras se nos recuerda y por eso tu padre al igual que cada uno de nuestros seres queridos,viviran para siempre en cada uno de nosotr@s..Y serà un tòpico,pero es verdad,la vida sigue y nosotr@s con ella,no podemos quedarnos atras..Observo la alianza en tu mano y sè por que me ha pasado,que es una manera de tenerlo mas cerca ( el luto es algo muy personal).. Lo mejor que podemos hacer es conservar en la memoria la vida junto a ellos y recordando los momentos que compartimos y nos hiceron felices.. No sabìa que habìas estado pachucha... ( poco o nada me cuentan).. Ya que lo sè te deseo que te recuperes pronto,necesitamos a Piola por aquì. Un fortisimo abrazo desde ultramar,para ti y toda tu familìa,en especial a tu madre y ahora si y mas que nunca slow life....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emocionada por tus palabras porque sois para mí como auténtica familia, Helen.
      Ahora tenemos dos grandes estrellas en el firmamento de nuestros afectos, dos ángeles a los que recordar y a los que, por su manera de ser, el mejor homenaje que podemos hacerles es disfrutar la vida al máximo, como a ellos les hubiera gustado.
      Un abrazo inmenso mi estimada Helen <3

      Eliminar
  11. Querida Piola, ya sabes cuanto hemos lamentado tu pérdida, y valoramos mucho este post tan personal, en el que nos abres tu corazón y compartes como te sientes... Seguro que tu padre está feliz de que hayas vuelto, al ritmo que necesites, para inspirarnos con tus pensamientos, vivencias, trabajos y hermosas fotografías, dejando constancia en cada entrada de la preciada herencia recibida de él. Te deseamos que te recuperes pronto de esa dolencia, ¡cuídate mucho!

    Un beso grande para ti y tu familia

    J&Y

    ResponderEliminar
  12. Querida Piola!!! No imaginas como lamento tu pérdida ... Siempre me ha gustado mucho el cariño, respeto, admiración, ... que transmitías al hablar de tu padre consiguiendo que tuviera una sensación especial al leerte... solo puedo mandarte un beso enorme y un abrazo aún mayor. Transmites siempre tanta paz que estoy segura de que encontrarás calma en tus recuerdos. Ana

    ResponderEliminar
  13. Mi niña, estoy llorando de alegría al leer el póster, no por la pérdida, evidentemente, por que eso no tiene marcha atrás si no x ver y saber que TU marchas hacia delante.
    Mil abrazos amiga
    Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apoyo y cariño constantes querida Belén.
      Se agradece tanto tener amigas como tú...
      Besotes y abrazos <3

      Eliminar
  14. Mariu Sanchez Bayan21 de abril de 2017, 0:06

    Es en estos momentos, cuando no sabes cómo decir las cosas o sabes y no encuentras que decir exactamente para que suene a cierto y no a algo manido. Un abrazo reconfortante para calmar la pena y dispuesta a escuchar todas las anécdotas que quieras referir para aliviar la ausencia.
    Ánimo y paciencia,es el tiempo, ese que vuela, pero a paso lento el único que hace más llevadero el hueco vacío. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo Mariu porque yo soy de las que nunca encuentro las palabras para consolar en momentos así, pero precisamente por cómo lo dices siento tu cariño y condolencia.
      Muchas gracias y un beso

      Eliminar
  15. Te mando un abrazo muy muy fuerte Piola, muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Nazaret, uno grande también para ti <3

      Eliminar
  16. Piola... cuando leí que cancelaste tu viaje, pensé en tu papá. Lamentablemente pasó lo peor, pero sabemos que es parte de la vida y que no queda otra que hacer lo que estás haciendo: llorar lo necesario, recordarlo siempre. Como esas dedicatorias hermosas en cada libro encontrado juntos en la Cuesta de Moyano. Esos momentos, son para siempre como el amor que se han tenido. Te abrazo fuerte! Y cuidate!

    ResponderEliminar
  17. Mi querida! Cuanto lamento tu perdida pero cuanto compartieron y cuanto te dejó en el corazón. Te mando un gran y cálido abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus tiernas palabras. Un beso muy grande <3

      Eliminar
  18. Cuanto amor y agradecimiento,cuídate mucho.Superabrazo. E

    ResponderEliminar
  19. Un abrazo desde el sur, ojalá pudiera aliviarte, sois una familia muy especial.
    Marina

    ResponderEliminar
  20. Queridísima Piola, me extrañaba mucho tu ausencia, pero no imaginaba el por qué. Te acompaño de todo corazón en este momento tan duro de tu vida.
    Me consta, por el tiempo que llevo siguiéndote, el amor y la admiración que sentías por tu padre, así que me hago idea de lo destrozada que has debido sentirte tras su pérdida. Afortunadamente y como tú bien dices, ha vivido plenamente y con eso debes quedarte. Con eso y la multitud de recuerdos suyos que te rodean.
    Deja que ellos te acompañen y te ayuden a aliviar el dolor y recuperar esa serenidad tan característica tuya que sin duda regresará.
    Siéntete agradecida por todos los años que has podido disfrutar de tu padre y la unión y el apoyo que ha habido entre vosotros. Y sí, la vida sigue, querida amiga, así debe ser y así lo querría él.
    Me han estremecido hoy especialmente tus imágenes, que reflejan tu tristeza aún siendo tan bellas. No creo mucho en estas cosas, pero intento transmitirte desde aquí todo el apoyo y la energía para que te recuperes lo antes posible.
    Y, por favor, cuídate, recuerda que las enfermedades no son malas, sino avisos de que algo no va bien. Solemos exigirnos demasiado hasta que de vez en cuando nuestro cuerpo nos dice "basta, hasta aquí". Hazle caso.
    Sé que ni mucho menos estás sola, pero creo que sabes que vivo en Madrid. Si en algo puedo ayudarte o acompañarte, no tienes más que decírmelo.
    Te envío todo mi cariño, hoy con más fuerza que nunca.

    ResponderEliminar
  21. Hola Piola!! Siento mucho la perdida de tu padre y no sabía que también estuviste ingresada, espero que el tiempo te ayude a superar su ausencia y te cuides algo más.
    Ya sabes que puedes contar conmigo para lo que necesites.
    Un abrazo bien fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Mónica, por tus palabras reconfortantes y buenos deseos.
      Mis mejores deseos también para ti <3

      Eliminar
  22. Respuestas
    1. Tere la cosas del mundo virtual son inescrutables pero seguro que en él expresabas el cariño por papá.
      Besos querida cuñada <3

      Eliminar
  23. Querida Piola: ¡Ya me temía yo algo así al ver tu ausencia! Te entiendo muy bien en lo de que aún no os hacéis a la idea; hace seis meses pasamos por lo mismo, aunque en mi caso fue mi madre quien nos dejó, y es una grandísima pena ver como mi padre la echa tanto de menos...en fin, el tiempo hay cosas que no llega a curar, pero sí ayuda a sobrellevarlas y la mejor actitud ante esto es la tuya: dar gracias por la vida que tuvo, recordar todo lo bueno que os aportó y homenajear su memoria continuando con tu vida y con las aficiones que compartíais.
    Un abrazo muy fuerte, Beatriz Fernández

    PD No sabía que tienes Instagram, ahora mismo voy a ponerme al día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, Beatriz, además de la pérdida de mi padre es ver a mi madre tan hundida lo que ahora nos tiene preocupadillos pero estamos muy encima para que se sienta arropada hasta que el duelo dé paso al recuerdo sereno.
      Muchísimas gracias por tus palabras de ánimo y buenos deseos.
      Mis mejores deseos también para ti <3

      Eliminar
  24. Ya sabes lo mucho que lo lamento, son momentos muy duros, pero queda el recuerdo, su legado, sus palabras, las sonrisas, lo aprendido, todo eso siempre estará con nosotras.
    Es un vació inmenso que ha de llenarse de las cosas bonitas que ellos nos enseñaron a lo largo de su vida, como esa superación y esa valentía que demostraron ante la enfermedad.
    Espero que esa dolencia sea algo leve, cuídate y mimate mucho Piola.
    Un abrazo inmenso!

    ResponderEliminar
  25. Piola siento mucho lo de tu padre, admiro tu serenidad al afrontarlo y estoy segura que el estará orgulloso de ti, allá donde quiere que esté.
    Cuidate mucho.Espero que tu enfermedad no sea grave y puedas superarla.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Julia, por tus palabras de ánimo y buenos deseos.
      Mis mejores deseos también para ti <3

      Eliminar
  26. Lo siento mucho Piola! Tómate tu tiempo y cuídate mucho. Un beso y un abrazo muy fuerte,
    Leo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras de ánimo y condolencias, Leo <3

      Eliminar
  27. Cuando he visto la seña en el Facebook no tenía claro si entrar o no porque sabía que tus palabras me iban a llevar a otro lugar. Cuesta mucho retomar el día a día cuando alguien importante falta y aún con el paso de los años hay días en los que sea hace tan duro como el primer día pero lo importante es todo lo bueno que nos han dado y que han hecho de nosotras lo que somos. Mucho ánimo y fuerza. Un abrazo grande Piola!

    ResponderEliminar
  28. Querida Piola, lamento muchísimo la pérdida de tu papá, siempre nos has dejado ver cuánta admiración sientes por él y así seguirá siendo, es mucho lo que te ha dejado en el corazón!!
    En cuanto a ti, espero que te cuides mucho mucho y te vayas encontrando mejor, visualízate sana, serena, alegre, aceptando los caminos de la vida.....La energía llegará a ti de manera espontánea!!
    Te mando un abrazo enorme y mucho ánimo para afrontar estos momentos y espero, para cuando sea posible, volver a disfrutar con tus posts y tu hermosa fotografía!!

    ResponderEliminar
  29. Querida Piola qué pena constatar que lo que se me pasó por la cabeza ha sido verdad :-(
    No sigo instagram, pero al ver una ausencia tan prolongada, algo así imaginé.
    Qué te voy a decir, si en estos momentos toda palabra es vana...
    Unicamente que los siento muchísimo, que en efecto la vida sigue, y que lo se recuerda con tanto amor, vive para siempre.

    Un abrazo muy grande!

    (y que me alegra enormemente leerte de nuevo!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias estimada Silvia por tus palabras de ánimo y condolencias, como bien dices, quienes nos dejan viven en nosotros para siempre y recordarlos de modo cariñoso y sereno es el mejor luto que podemos mostrar hacia ellos.
      Besos muy grandes también para ti y sé siempre bienvenida <3

      Eliminar
  30. Es duro volver a la normalidad y acostumbrarse a la ausencia de una persona amada. El tiempo y el cariño de la familia y amigos ayudan a curar las heridas y a superar el dolor que en algunos momentos se materializa como si una mano fuerte te estuviera agarrando las entrañas con un apretón que te deja sin aliento. A pesar de la gran pérdida eres una mujer afortunada por haber heredado de tu padre un gran bagaje de sabiduría, cultura, amor por el arte, y muchas cosas más. Cuídate mucho. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Cuéntanos...