lunes, 15 de enero de 2018

Dormitorio wabi sabi con toques glam



Desde que me mudé a mi vivienda actual he renovado la decoración de
mi dormitorio en varias ocasiones que os he ido mostrando en el blog.

De un estilo clásico renovado con toques shabby chic (podéis verlo aquí)
cambié a un estilo más depurado y minimalista de influencia nórdica en
tonos grises (aquí)

Ahora he vuelto a introducir algunos toques de color y textura mediante un
sencillo cabecero en madera natural y textiles en terciopelo y lino rosa.


El "nuevo" cabecero lo recuperé de un contenedor que estaba a unas cuatro
manzanas de mi casa.

Nada más verlo quedé prendada de su forma y tamaño, así como de las
imperfecciones que presentaba la madera clara y sin tratar (roces, agujeros
de clavos y algunas manchas).

Estaba bastante sucio, eso sí, y no quise meterlo en el coche, así que
lo llevé a casa arrastrando por las esquinas, que no eran romas, y fui
cambiando de esquina y posición de modo que, conforme avanzaba,
les fui dando forma redondeada.

Un buen lavado con lejía y detergente en el garaje acabó con la grasa y
suciedad que presentaban algunas zonas. Quité algunos clavos que aún
tenía y lijé las esquinas para suavizarlas.

Después una capa de cera transparente para hidratar y proteger la madera.

El tamaño era justo el de mi cama por lo que la idea de ponerlo como cabecero
surgió de inmediato, además lo utilizo como fondo para fotografías, ¡no puede
estar más amortizado!


No es el único DIY reciclado que tiene mi cuarto, la mesa/taburete hecha con
un viejo tronco la habéis visto en numerosas ocasiones.

Nunca os he llegado a mostrar cómo lo hice porque me limité a traerme uno
de los troncos que hay desde siempre en el jardín de mis padres (podéis
ver su aspecto original aquí), lavarlo con lejía de modo que el color grisáceo
de haber estado en el exterior tantos años dio paso al tono natural de la
madera, encerar y añadirle tres patas.


Por supuesto hay otros Do it yourself que quienes me seguís de hace tiempo
habréis identificado: la guirnalda de pompones que conseguí a partir de un
gorro de lana bien aprovechado (aquí) y el atrapasueños (aquí)


La combinación de materiales naturales e imperfectos (wabi sabi),

no sólo de estas dos piezas sino de los textiles de lino y sus arrugas, 

con otros de aspecto más lujoso y sofisticado como el terciopelo que 

aportan un toque glam, son tendencia y el rosa vuelve a estar de moda.



De este modo mi dormitorio recupera algo de color rosa (no puedo evitarlo,
me sale naturalmente), ahora combinado con el gris, dos colores a los que
irremediablemente tiendo. Si os habéis dado cuenta son los del blog.

Contadme que os han parecido los cambios en mi cuarto, ¿creéis que a mejor
o lo hubierais dejado como estaba?



32 comentarios:

  1. Me encanta el nuevo aire, transmite paz. Menuda vista para encontrar y llevarte a casa ese cabecero ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, Cris. Lo cierto es que no puedo evitar fijarme en los contenedores, hay tantos "tesoros" que podemos encontrar ;-)

      Eliminar
  2. Piola, me encanta tu dormitorio y ese cabecero me parece todo un acierto.
    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Marta, por tu motivador comentario y tu retwitt!
      Feliz semana también para ti <3

      Eliminar
  3. Me gusta mas el nuevo aspecto, es muy sosegado e invita al descanso solo con verlo.
    Besos.
    Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste el cambio, Belencita <3
      Besazosssss

      Eliminar
  4. ¡El cambio es para mejor, Piola! El anterior era demasiado nórdico y austero para nosotras... En cambio, ahora, tiene el toque justo de romanticismo y feminidad que nos gusta en un dormitorio. Qué suerte de cabecero, ¡te imaginamos redondeando las esquinas por la calle...!, la madera es preciosa y armoniza a la perfección con el resto de elementos.

    Besos mil de las dos y feliz semana

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, chicas, yo misma me imagino haciéndolo y me sorprendo de cómo la obsesión por el reciclado y la decoración puede llevarnos a hacer ciertas cosas ;-)
      Besazos dobles

      Eliminar
  5. Estoy con las chicas de Retro: ahora me parece mucho más cálido, femenino y romántico. Adoro la madera al natural y como contrasta con los textiles en esos colores, rosa y gris, que tan bien armonizan.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Isabel, ha quedado más femenino, casi un poco "girly" pero lo cierto es que me encanta ;-)
      Besos y feliz comienzo de semana

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. ¡Qué bueno que te guste, Sara!!!
      Besos <3

      Eliminar
  7. Definitivamente esta nueva versión de tu dormitorio es la que más me gusta. La combinación de rosa y gris con el color natural del cabecero aportan mucha calidez y paz al dormitorio. Y si encima te vale como fondo para tus maravillosas fotos, no podía quedar mejor. Feliz martes. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, María, fue una suerte dar con él ;-)
      Besos y feliz semana <3

      Eliminar
  8. Pues mira que a mí el clásico renovado me gustaba mucho, pero mucho, mucho...será porque me enamoré del cabezal precioso que tenías. Aún gustándome mucho las tres versiones de la habitación, personalmente me quedo con la primera. Y entre la segunda y ésta, la verdad es que no sabría cual elegir, porque aunque a priori la decoración nórdica se me hace fría, tu versión me parecía muy cálida. Eres una artista creando ambientes!!
    Pero entre el cabezal 1 y el cabezal 3, gana el 1 por goleada!!! (qué bonito era!!!!)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún conservo el cabecero aunque lo tengo en el trastero, Silvia, es una pieza con valor sentimental de la que no me gustaría deshacerme pero tiene demasiado peso visual para un dormitorio de un apartamento pequeño y he buscado aligerarlo, aunque no descarto volver a ponerlo algún día. Ya sabes, como en todo, en decoración todo acaba cansando y después volviendo ;-)
      Besazos <3

      Eliminar
  9. Ummmm......Cuánta belleza lograste concentrar en tu dormitorio, Piola!!
    Los tonos grises y rosas aparte de tendencia, son preciosos y armonizan muchísimo, las texturas como el lino y el velvet se integran a la perfección, el cabecero aporta su rusticidad y el toque absolutamente natural y ese hermoso jarrón rebosante de florecillas silvestres me requetechifla!!
    Te felicito por el cambio, aunque también me gustaba mucho el estilo nórdico que antes reinaba en tu espacio.
    Besotessss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida Menchu!!!!!!!
      Besos y feliz semana <3

      Eliminar
  10. Me encanta le has dado un aire chulísimo esos tonos son ideales, que disfrutes mucho de el.
    Besotes R&I 🗝

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, me alegro que te guste!!!!
      <3 Besos y feliz finde

      Eliminar
  11. Ficou encantador!! A cabeceira em madeira natural conjugada com os tons rosa dos restantes apontamentos ficou lindissimo. Parabéns!Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te guste, Manuela ^-^
      Besos y mis mejores deseos también para ti <3

      Eliminar
  12. Me gustan los tres estilos, quizás me quedaría con el nórdico pero este con estos tonos rosados me gusta también mucho, ahora me dio por el rosa y está más presente en mi vida, y el lino es precioso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El rosa resulta tan suave y femenino que, por mucho que nos resistamos, siempre vuelve a nuestras vidas ;-)
      <3

      Eliminar
  13. La mesa-tronco te la compro Piola, qué bella. Me gustan los tonos del dormitorio, la luz... Es mi versión favorita de las tres :) Por cierto, la lámpara bombilla ta la compro también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy por poner una tienda de DIY, Nazaret!!! jijij
      Me alegro que te guste esta nueva imagen de mi dormitorio <3

      Eliminar
  14. ¡Me encanta cada vez que cambias algo y nos lo enseñas! Me encantaba la primera versión, y esta última también más que la segunda. El rosa me chifla, siempre lo tengo en mi cuarto. Y mi cuarto de baño lleva catorce años pintado de un sevillano rosa almagra que no me cansa y me sube el ánimo cada vez que lo veo...
    Enhorabuena por tu nueva decoración!! Muchos besos,
    Beatriz Fernández

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que el rosa en tonos suaves o empolvados aporta una sensación femenina y alegre, bien lo dice la canción "La vie en rose", Beatriz.
      Muchos besos también para ti <3

      Eliminar
  15. A mí me gusta el cambio, el cabecero es ideal... con las medidas perfectas y sin tener que trabajarlo apenas. Creo que esos toques de color le van muy bien y cuando te canses o encuentres algo que te apasione más son fácilmente reemplazables.

    Es admirable la facilidad y versatilidad que tienes todo con buen gusto y armonía.

    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, MJ, el tablero parece haber sido hecho para cabecero y apenas tuve que tocarlo.
      Me alegro que te guste esta nueva versión <3

      Eliminar

Cuéntanos...