domingo, 13 de mayo de 2018

La Mamounia un icónico hotel en Marrakech Marruecos




Hoy visitamos uno de los hoteles más míticos de todos los tiempos, La Mamounia, situado en la ciudad 

de Marrakech.


Fue construido en los años veinte del siglo pasado sobre los jardines que el sultán Sidi Mohamed Ben Abdellah regaló a uno de sus hijos por su boda y decorado en un lujoso estilo art déco que permaneció 

hasta su remodelación en 1986, con la que se buscó darle una apariencia más acorde a su localización,

la de un palacio de estilo árabe/andaluz, en el que a la elegancia de la auténtica tradición marroquí se 

uniera una decoración más actual, obra del interiorista francés Jacques Garcia.







Son muchos los personajes importantes que se han hospedado en este hotel,
como Winston Churchill que pasaba allí largas temporadas y lo consideraba el
lugar más bonito del mundo, de ahí que una de las suites actuales esté dedicada
a este político. 

Franklin Roosevelt, Chaplin, Hitchcock, Rolling Stones... Muchos artistas y
famosos han tenido y tienen especial debilidad por la ciudad rosa y por este
hotel.

En su época dorada, Marrakech se convirtió en un paraíso soñado para los
europeos que acudían a ella buscando la fusión de África y Europa, la unión
de exotismo y ambiente internacional. Todavía hoy es el mayor atractivo de
esta ciudad marroquí/francesa y cosmopolita.






Las instalaciones y el servicio corresponden a un auténtico hotel de lujo.

Debo decir que son impresionantes pero, para mi gusto, demasiado palaciegas.
Prefiero con mucho el encanto y la privacidad de un pequeño riad (como el que
nosotros elegimos) con un ambiente más relajado y bohemio.





Apenas tomé fotografías del interior, demasiado oscuro y con exceso de
terciopelos y mármol, pero sí que dimos una vuelta por  las zonas
comunes y el área de boutiques.

Algo, sin embargo, me subyugó sobremanera: el olor.
Un aroma magnífico en el que enseguida adiviné una base de cedro que
impregnaba todo el ambiente y lo convertía en elegante por sí mismo. Lo
pensé en aquel momento y sabía que era algo que quería recalcar cuando
escribiese el post. Lo que no sabía es que ese olor estaba muy estudiado y
que yo no era la única persona a la que había atrapado.


Al informarme sobre el hotel, sus orígenes y su historia descubrí 

que el ambientador de La Mamounia había sido especialmente 

creado para conseguir ese aroma de cedro y dátil, ligeramente 

picante, que lo hace único. El hotel lo encargó a Olivia Giacobetti, 

que también ha creado aromas para Dyptique, Hermès o Guerlain.



Y sí, en aquel momento pensé que me hubiera gustado llevarme aquel aroma a
casa, pero lo que no se me ocurrió es que en el propio hotel hubiese una tienda
donde encontrarlo junto a otras ricas fragancias y ambientadores. No puedo
imaginar mejor recuerdo de ese viaje puesto que el olor es el sentido más
evocador.

Si ya habíamos pensado en volver a Marrakech, ahora con más motivo: ir a por
el ambientador de La Mamounia será mi prioridad. Aunque por su precio (50€
según he leído) podría traerme una maravillosa lámpara o alfombra, hay algo en
aquel aroma que lo hace irresistible. Ya me contaréis, quienes habéis visitado
este hotel, si vivisteis esa experiencia olfativa tan especial.




Uno de los objetivos al abordar la remodelación de las instalaciones durante los
ochenta fue no parecer un hotel sino una gran residencia privada, de modo que
se eliminaron elementos como la señalización, siendo sustituida por personal
que tiene como única misión acompañar a los huéspedes a través de las
distintas áreas y edificios.





Todas las habitaciones tienen terraza (patio las de la planta baja) que dan a los
maravillosos jardines, en mi opinión lo mejor del hotel junto con el aroma.




La combinación del rosa marrakech de las paredes y el precioso verde de la
carpintería es ideal ¿verdad?




El hotel está rodeado por ocho hectáreas de jardines muy cuidados, lo que lo
convierte en un remanso de paz frente al bullicio de la Medina y se encuentra
a tan sólo un kilómetro de la Plaza de Jamaa el Fna (unos catorce minutos
andando tranquilamente)




Merece la pena acercarse, tomar un aperitivo o café en una de sus terrazas y
disfrutar de un paseo por sus exóticos jardines.








Os invito a acompañarnos en este paseo a través de las fotografías que tomé.
Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros lo hicimos.












14 comentarios:

  1. ¡Cómo disfruto cuando nos traes uno de estos tours, Piola!
    Los jardines y el edificio son impresionantes.
    Besitos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente lo son, Isabel, y yo cómo disfruto cuando me acompañáis ¡Gracias!!!!
      Feliz semana <3

      Eliminar
  2. Qué belleza Piola! Coincido que para alejarme me gustan lugares menos palaciegas pero esos jardines son increíbles! Y qué importante la presencia que cubra todos los sentidos, hasta el olfativo ♡ gracias por el Paseo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por acompañarnos, Vero, realmente creo que ambas somos de gustos más sencillos y naturales <3

      Eliminar
  3. Imponente!! Obrigada pela partilha. Besitos portugueses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti, Manuela, por acompañarnos siempre con esos motivadores y cariñosos comentarios <3

      Eliminar
  4. Nos encantó La Mamounia, Piola, aunque tampoco hubiéramos cambiado nuestra estancia en el Riad Karmela, que fue donde estuvimos, por la de este majestuoso hotel... De todas formas, pasar por este blog siempre nos descubre cosas nuevas, ¡como la venta del perfume en su tienda!, que nos crean necesidades imperiosas: la de volver a Marrakech para comprar un frasco.... ¿Te parece buena idea que la que vuelva primero se lo compre a la otra u otras...?

    Un beso enorme de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece genial, chicas, en cuanto alguna se decida a ir nos avisamos y traemos el cargamento para repartir ;-)
      Lo mismo nos paran en el aeropuerto y nos acusan de contrabando al por mayor pero alegaremos "necesidades imperiosas" de blogueras caprichosas y otras cosas del estilo :))
      Besazos y feliz semana <3 <3

      Eliminar
  5. Qué paseo tan especial acabo de disfrutar gracias a tu reportaje, Piola. Espectacular el hotel y sus jardines.
    Me encantaría oler ese perfume así que me apunto al contrabando!
    Un beso grande y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vamos a tener que fletar un vuelo para conseguir este must have aromático , Isabel ¿Imaginas? ;-)
      Besazos y feliz semana <3

      Eliminar
  6. Me impresiona la perfección de todo, si hasta parece que las frutas están puestas a mano en el lugar indicado para crear un balance perfecto. Los colores son magníficos, solo me estaria faltando ahora el aroma que tan bien describiste Piola, parece que lo estuviera oliendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pensé lo de las naranjas, Marcela, y es que aquello es un auténtico vergel, un oasis en el que perderse y en un momento dado no encontrarse o que nos encuentren ;-)
      Besazos <3

      Eliminar
  7. Tus reportajes sobre Marrakech han despertado una gran curiosidad y muchas ganas de conocer este paraíso, tanto que en junio haremos una escapada para mi cumpleaños. Mi marido me proponía viajar por Europa y le dije que ya conocíamos muchos sitios del Viejo Continente y que quería ver algo diferente, que me sorprendiera y creo que Marrakech lo va a conseguir. Antes de viajar repasaré todos tus posts para apuntar lo que me gustaría visitar. Ya me tiene intrigada el aroma que comentas. Si nos da tiempo pasar por el Mamounia y me gusta quizás lo compre. Todavía no he encontrado un aroma que me enamore para usar en el hogar. Besos y más besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno, María!!! Espero que te guste y nos cuentes después tu experiencia en el blog.
      Yo tengo muchísimas ganas de volver y Javier también, de hecho intentó convencerme para ir estas últimas navidades pero, claro, eran las primeras sin mi padre y quisimos estar junto a mi madre.
      Besazos también para ti <3 <3

      Eliminar

Cuéntanos...