viernes, 21 de septiembre de 2018

Buddha bowl de inspiración tailandesa




Qué ganas tenía de volver a compartir en los Findes Frugales de Marcela
Cavaglieri pero con el verano de por medio y el slow concept que
últimamente me he auto impuesto tengo dos super DIY empezados desde
hace tiempo y no los termino.

Y como se trata de no sentirse mal por procrastinar, ese verbo que se ha puesto
tan de moda y que en realidad no quiere decir otra cosa que diferir, aplazar,
elijo hacer otra creación frugal y mostrárosla hoy.

Mi amiga Ana me regaló una preciosa falda de tejido Batik que trajo de
Tailandia. El batik es una técnica de teñido de tela por reserva, como el
Tie Dye o el Shibori, que consiste en aplicar cera sobre las zonas que no
se quieren teñir. El proceso se repite para ir formando los dibujos y
sobreponer colores. Es característico el uso de puntitos en sus diseños y
es una técnica bastante extendida en Indonesia y los países de alrededor.

Como sé que no lo voy a utilizar como falda porque para ello hay que tener
la gracia y el saber hacer de las mujeres de aquella zona, decidí convertirla
en un precioso mantel: descoser el lado corto que une la pieza y ya está.
Así de fácil y rápido.

Tanto que he tardado más en montar la mesa para mostrároslo que en
convertirlo en mantel ;-)

Saqué algunos de los souvenirs que traje de mi viaje a Tailandia hace
dos veranos y creé un Buddha bowl de inspiración tailandesa.

Los Buddha bowls tan de moda en el mundo foodie no son más que cuencos

en los que se combinan alimentos saludables: un único plato que contiene

diversos tipos de nutrientes beneficiosos para la salud.


El que os presento es un bowl dulce pero sin azúcar ¿Cómo es posible?
Utilizando plátano maduro y preferiblemente congelado.

Lo demás ingredientes: espinaca, rúcula, remolacha, frutos del bosque (también
mejor congelados), leche de coco, una cucharadita de curcuma, otra de maca y
una de jengibre.

Todo a la batidora y una vez procesado al bowl.





Después podremos completar y decorar con toppings de nuestro agrado:
semillas, ralladura de coco, frutillas...




Todos estos ingredientes son considerados actualmente superalimentos por lo
que tendremos un super cuenco dietético, saludable y rico. Si lo encuentras
poco dulce puedes añadir dátiles medjoul. Yo no tenía en ese momento pero
para mí resultó bastante dulce y eso que soy muy golosa.

Como salió mucha cantidad, más ahora con Javier fuera, distribuí en botes
lo que me sobró, lo guardé en la nevera y he estado comiendo de ello toda la
semana, cambiando los toppings o añadiendo más leche para convertirlo en
smoothie.

Una manera de batch cooking como llaman ahora a hacer más cantidad 

cuando se cocina y así poder guardarlo para otro día en que lo usaremos 

combinando o mezclando con nuevos ingredientes.



¡Os deseo un feliz fin de semana!



11 comentarios:

  1. Siempre descubrimos cosas nuevas y muy interesantes en tu blog, Piola. Y también en tu IG... Recordamos cuando hace unas semanas vimos ,y oímos, por primera vez la Kombucha, y ahora no paramos de ver artículos sobre ella. Pues con el buddha bowl y el batch cooking nos ha pasado lo mismo, acabamos de conocerlos, y seguro que será el comienzo... No nos imaginamos el sabor de ese bowl, es una mezcla de ingredientes tan especial y original que se nos escapa, así que, habrá que probarla. Eso si, ¡el color es precioso!

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente una de las características del buddha bowl es su vistosidad, hacerlo apetecible a la vista y poner imaginación en su creación, no sólo por su valor nutritivo y saludable.
      Me gusta compartir lo que voy descubriendo del mismo modo que aprendo siempre de vuestro blog ;-)
      Besazos dobles niñas <3

      Eliminar
  2. Una mesa muy inspiradora además de saludable. Yo cada vez soy más aficionada a comer pocas cantidades y me declino por estos ingredientes sanos y frescos, sobretodo porque todavía hace mucho calor a orillas del Mediterráneo. En cambio ya no soy propensa a cocinar muchas cantidades porque he experimentado que al final no se gastan y acaban a la basura. Suelo calcular lo justo, como mucho para dos veces por no comer lo mismo toda la semana. Lo ideal es congelar el sobrante para tenerlo listo para otro día sin que se estropee. La tela de la falda es preciosa. Y como siempre nos das una master class de como dar un nuevo uso a lo que no utilizamos. Disfruto cantidad con tu creatividad. Gracias por deleitearnos con estos post tan inspiradores. Namasté.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy de congelar el sobrante, María, porque como bien dices si cocinamos mucha cantidad y no lo congelamos acabamos hartas de tomar lo mismo toda la semana o acaba en la basura. Pero en este caso la alternativa de congelar no me la planteo porque plátanos y frutos del bosque son congelados y creo que rompería la cadena de frío.
      De todos modos se trata más de una base a la que podemos ir dando un aspecto y sabor distinto según los toppings que vayamos añadiendo por lo que no resulta cansino ;-)
      Besazos <3

      Eliminar
  3. Hola Piola! que interesante todo lo que cuentas, no sabíamos que era un buddha bowl y la verdad se ve delicioso! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es y además saludable, nutritivo y tiene un montón de posibilidades y combinaciones ;-)

      Eliminar
  4. Yo tampoco sabía lo que era un buddha-bowl, Piola, pero tiene una pinta deliciosa y creo que me gustaría. Como muy sano y me encantan los platos especiados, así que tomo nota.
    La falda transformada en mantel ha sido una idea fantástica. La tela es espectacular y hubiera sido una pena no lucirla de alguna forma.
    Tu puesta en escena, siempre impresionante. Un beso muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste Isabel, dejando de lado las modas, creo que cada vez estamos más concienciados en cuidar nutrición.
      Muchas gracias por tu motivador comentario ;-)
      Besazos <3

      Eliminar
  5. Contigo siempre se aprende!!!

    Besos 😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marta, me alegro que te sea útil <3 <3

      Eliminar
  6. Un post super interesante...y saludable! Gracias por compartirlo Piola, siempre aprendemos cosas nuevas en este fantástico blog ^^

    ResponderEliminar

Cuéntanos...