lunes, 19 de agosto de 2019

Una encantadora casa rural en Galicia




Este año no habíamos programado las vacaciones de verano, Javier volvió
de su curso en Chicago y ya tenía varios compromisos con amigos, novia,
su padre... 

De este modo llegó agosto y no teníamos claro cuándo las cogeríamos
exactamente ni dónde iríamos. Por mi parte y después de varios veranos
sufriendo una ola de calor tras otra, lo único que tenía claro es que quería
norte, verde y fresquito.

Finalmente, una semana antes y sin esperanza de encontrar alojamiento alguno,
me puse a buscar a la desesperada alguna casa rural por la zona del Cantábrico.
¡Imposible! Estaba todo ocupado, incluido hoteles, apartamentos, hostales...

Pero, como por arte de magia, de pronto apareció en Airbnb una casa libre
para nuestras fechas y, además, era preciosa. No me lo podía creer, iba en
el autobus y la reservé desde el propio teléfono, sin siquiera consultar a mi
hijo y al resto de la familia, por si nos la quitaban.

La casita se encontraba en un pueblecito de la costa gallega, Rinlo, al lado del
límite con Asturias, lo que me pareció ideal porque nos permitiría conocer zonas
de ambas comunidades.




"The blackberry house" es el nombre de la casa y Carlota el de su dueña.

Carlota es gallega, arquitecta y ha restaurado varias casitas en la misma
calle de Rinlo, son las que veis pintadas de colores en la fotografía
precedente. La nuestra era la más grande (la de la derecha) y quiero
enseñárosla al detalle porque el trabajo de recuperación y restauración
es digno de admirar.

Me contó que han intentado mantener el carácter y la base de las casas
de la zona, rehaciéndolas por entero. 

La madera de castaño es sin duda la gran protagonista en suelo, techos,
panelados, puertas, ventanas, algunos muebles y escalera. 

Pero no es el único material que se ha elegido y trabajado cuidadosamente,
también mármol de la zona en los suelos de cocina y baño, así como en la chimenea.






Si la estructura es magnífica, el mobiliario no se queda atrás.

Carlota es una enamorada de las antigüedades y la restauración. Muchos
de los muebles proceden de anticuarios y mercadillos de la zona, algunos
ya intervenidos por ella y otros pendientes de lucir un aspecto renovado,
aunque yo creo que lucen encantadores en su imperfección y decadencia.





Hay, además, piezas actuales como el sillón butterfly de cuero, las alfombras
de fibra y de piel, la manta de pelo, las lámparas tipo Edison...

Os preguntaréis qué hace esa reproducción del Toro de Wallstreet al lado de
la chimenea. Me contaba Carlota que el significado de uno de los apellidos de
la familia era toro y de ahí que se estén haciendo con una colección de piezas
relacionadas con éste animal.





El detalle de las hornacinas, en la ventana pequeña de la chimenea y en 
otros rincones de la casa, me encantó.







En la cocina, como en el baño, las paredes han sido cubiertas de microcemento
con un acabado tipo Tadelakt marroquí. Nos contaba Carlota que es fácil
conseguir un efecto marmolizado cuando se sabe manejar bien la llana de
albañil.

Aquí podéis ver las lindas manchas, algunas rosadas, del mármol del suelo.
Los muebles de la cocina son también de madera de castaño, diseñados y
realizados por nuestros anfitriones.

El fregadero de una sola pieza es de obra, realizado en cemento. Podéis ver al
lado una de las hornacinas de las que os hablaba.






La ventana de la cocina, con vistas a la calle llena de flores, es un regalo para la vista y el espíritu.
Un placer preparar el desayuno cada mañana en este encantador rincón.




La casa tiene dos plantas más, aunque la buhardilla esta aún clausurada. 
La escalera, como podéis ver es maravillosa en su sencillez.





La planta de arriba cuenta con un amplísimo distribuidor. Fijaos en el mueble
que recorre toda la pared, también realizado por los dueños, es como estar en
una cabaña austríaca.




El distribuidor da acceso a tres dormitorios y el baño.




El cuarto más pequeño es también el más romántico al tener las paredes
enteladas en toile de jouy.

Los armarios han sido sustituidos por barras de madera colgadas en el techo
lo que me pareció una idea genial.




Otro de los dormitorios cuenta con una gran cama baldaquino y a los pies una antigua cuna recuperada.





Este dormitorio está comunicado mediante puerta corredera con el tercero en el
que hay una cama individual y que cuenta con la climatización de la chimenea
inferior a través del tiro.




Como veréis durante nuestra estancia cambiamos de sitio la mesa camilla que
había en este espacio por la cuna de la habitación contigua que de esta manera
quedó bajo la ventana a modo de sofá y permitió aligerar el espacio en la otra
habitación.






Me encantaron las ventanas de cuarterones de toda la vivienda y, por supuesto,
las maravillosas vistas.

Toda la zona está rodeada de verde y son muy abundantes los eucaliptos y las
zarzamoras, de ahí el nombre de la casita. Muchas moras estaban ya maduras y
pudimos comerlas, además de recolectar para hacer mermelada.




El cuarto de baño encantador, como no podía ser menos, con una grifería
preciosa y detalles de estilo vintage así como algún toque actual como el
mueblecito auxiliar.

La pared estucada en microcemento y con un zócalo entelado en rojo inglés.




Además la casita cuenta con un pequeño patio ideal para disfrutar del exterior.




Espero que os haya gustado este home tour por nuestra casita de vacaciones.
En instagram podéis ver también un pequeño vídeo que grabé. Os dejo aquí el
enlace por si queréis verlo.

Sabéis, esta zona me ha transmitido tan buenas vibraciones que estoy convencida volveré. 

¿Habéis tenido alguna vez esa sensación?



18 comentarios:

  1. Acabo de sentir esas buenas vibraciones a través de tus maravillosas fotografías y tu bella narración, Piola.
    Me alegra mucho que hayais disfrutado tanto.🤗
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, Isabel ¡Gracias por acompañarme!!! 😘😘

      Eliminar
    2. Hermosa nota y fotos. Gracias por compartirla. Un beso desde Argentina

      Eliminar
    3. Me alegra que te haya gustado, Myriam ¡Gracias a ti por acompañarme! <3

      Eliminar
  2. Hola, la casa es preciosa por completo, al igual que la zona donde está situada. Me quedo con el salón comedor, la chimenea, los huecos en las ventanas y las barras para colgar la ropa me ha parecido genial, la foto tuya me imagino, de la sombra en la pared también!, claro que sí, que es para volver! yo iría pitando!
    sldssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste, Cristina, desde luego ha sido un placer habitar esta preciosa casa y conocer esa zona de nuestro norte de la que vuelvo enamorada <3

      Eliminar
  3. La casa es una maravilla en si misma, nos hemos fijado en la anchura de sus muros y es impresionante como se construía antes...Y la labor de restauración y decoración es de un gusto y una sensibilidad exquisitas; tiene tantos detalles de interiorismo y decoración, que sería muy largo de enumerar por aquí. De todas formas, no podemos dejar de nombrar el recibidor, con su librería, los apliques, la alfombra... Y hacer una mención especial a las cristales de las puertas, y a todas las ventanas, pequeñas o grandes. Aunque lo más impresionante de todo, ha sido tu fotografía; esa atmósfera que has creado en cada imagen, nos ha recordado a la que se respira en los cuadros de Veermer, con esa luz como empolvada que lo envuelve todo, y deja el momento suspendido en el tiempo... ¡Qué maravilla fotografiar así!

    Te imaginamos con las pilas bien cargadas después de tus vacaciones, nosotras seguimos en ello...

    Un beso enorme de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra tanto que os haya gustado, chicas, y es un chute de motivación vuestro comentario ¡Muchas gracias!
      Seguid disfrutando vuestro verano <3 <3

      Eliminar
  4. Qué espacio tan bonito para pasar unos días y encima disfrutando de un entorno mejor aún!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto Sara, tanto la casa como el entorno nos ha encantado, tanto que pensamos volver 👌

      Eliminar
  5. Una casa preciosa y llena de encanto Piola! Ya nos habías adelantado un poquito por IG y tenía ganas de verla con detalle... No me extraña que te enamoraras de ella, sus dueños han hecho un trabajo fantástico de restauración con detalles únicos y una decoración sencilla y muy acogedora! Me alegro que hayas disfrutado..
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me alegra que te haya gustado, Cristina ¡Gracias por acompañarme en este home tour!
      Espero que estés pasando un lindo vernano <3

      Eliminar
  6. Querida Piola,todo lo que te rodea es glamuroso,limpio,bonito,luminoso.. Creas escuela , marcas tendencia.. Felicitaciones por tus magnìficas imàgenes y por mostrarnos lugares tan hermosos. Besos de ultramar. PD: En marzo termino el COU y en Junio tengo las pruebas de acceso a la universidad :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre motivadora en tus comentarios ¡Muchas gracias!!!!
      Cómo me alegro que tus estudios vayan adelante y que pronto seas una universitaria de pro ¡Mucha fuerza, amiga!

      Eliminar
  7. La casa desprende calidez y armonia, está decorada con gusto y sencillez. La madera es protagonista absoluta y crea un ambiente especial. Seguro un lugar ideal para descansar y disfrutar de unas vacaciones lejanas del mundanal ruido. Gracias por este momento "flow". Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has descrito como si hubieras estado allí, María. Gracias a ti por acompañarme y motivarme siempre <3

      Eliminar
  8. Por casualidad acabo de descubrir su blog, y me estoy quedando maravillada con este post, es de los que a mi me gusta, ahora mismo me hago seguidora y me quedo de visita, creo comparto muchos gustos. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comentarios así son los que nos hacen seguir con los blogs a pesar de que las rede sociales los tienen casi eclipsados ¡Muchísimas gracias! 💕

      Eliminar

Cuéntanos...